A las 10.30 de ayer se realizó, en la Fundación Avanza Chile, la reunión habitual del equipo de campaña del ex presidente Sebastián Piñera, en la que participa el jefe político, Andrés Chadwick; el coordinador programático, Gonzalo Blumel; y los secretarios generales de RN, Mario Desbordes, de la UDI, Pablo Terrazas, y del PRI, Eduardo Salas.

Minutos antes de que comenzara el encuentro y que se incorporara Chadwick a la conversación, los dirigentes analizaron -de manera inevitable- el tono de las palabras del precandidato presidencial Manuel José Ossandón en contra del ex mandatario.

El senador había cuestionado los detalles que entregó Piñera respecto a la constitución de los fideicomisos ciegos para administrar su patrimonio, en sintonía, incluso, con cuestionamientos que lanzaron sectores de la Nueva Mayoría. “Los chilenos no quieren más cosas a medias”, dijo Ossandón el jueves a La Tercera. Y esas críticas las profundizó ayer en radio ADN. “Para mí, todo lo que se haga transparente es positivo, pero creo que esto es parte de una estrategia comunicacional para dárselas como ganador. El no ha ganado, y tiene altas posibilidades de perder”, expresó.

Bajo este escenario, los dirigentes de Chile Vamos plantearon en la reunión, por primera vez, la alternativa de no realizar debates en el marco de las elecciones primarias de la centroderecha.

“El senador parece que se ha transformado en un vocero del diputado comunista Hugo Gutiérrez. Repite como loro las mismas cosas. Le ponen un micrófono al frente y prende el ventilador, y no es capaz de anteponer el objetivo final, que es ganar en noviembre”, dijo Desbordes tras el encuentro. Asimismo, añadió que si Ossandón “no mantiene el trato que acordamos y si va a tirarle mugre a su propio sector, no le veo sentido hacer debates. Es un tema que tenemos que discutir”.

El comité coordinador de primarias -en el que participan los secretarios generales de los cuatro partidos de la coalición y los representantes de los abanderados presidenciales- había adoptado un preacuerdo el 12 de abril pasado: realizar dos debates a nivel nacional. Sin embargo, nunca fueron ratificados por el comité directivo, instancia en la que están incluidos los presidentes de los partidos del bloque. A esto se sumaron las aprensiones que transmitió el propio Piñera al respecto. En abril indicó que participaría en los debates si se hacen de manera “razonable”.

En este contexto, en la reunión de ayer Chadwick también habría mostrado preocupación. Sin embargo, los asistentes dicen que precisó que finalmente es una determinación que toman las colectividades.

“Para la UDI lo importante es ganar en noviembre. La primaria es el instrumento para ganarla. Vemos con preocupación el tono de las declaraciones de Ossandón en contra de Piñera. No se está cuidando a la figura mejor posicionada del sector”, sostuvo Terrazas. Además, descartó que, en caso de no realizar debates, pueda verse perjudicada la figura de Piñera. “Creo que la gran mayoría de nuestro electorado no quiere ese tipo de críticas y espera que las primarias se lleven en buenos términos. Creemos que la ciudadanía entendería que no se realicen debates”, agregó.

En tanto, Salas afirmó que “lo que está haciendo Ossandón es dar golpes bajos constantemente. Tiene una actitud contraria a que se respeten las reglas del juego, por lo que planteamos que hay que evaluar si es pertinente o no realizar debates. Hay que conversarlo”. Los dirigentes de Chile Vamos esperan abordar el tema en la reunión del próximo lunes del comité directivo. Hasta ahora, tanto Ossandón como el abanderado presidencial de Evópoli, Felipe Kast, han insistido en la necesidad de que se realicen varios foros a nivel nacional y regional.

/gap