El Gobierno de Rusia divulgó este martes los términos de una reestructuración de deuda acordada previamente con Venezuela que muestra que los pagos anuales de Caracas a Moscú se incrementarán en cinco veces a partir de 2023.

Los detalles se incluyeron en un proyecto de ley gubernamental presentado para su ratificación a la cámara baja del Parlamento, o Duma. No estaba claro qué pasaría con el acuerdo entre Rusia y Venezuela si la Duma rechaza el proyecto de ley.

Caracas tiene que pagarle a Moscú 133 millones de dólares al año desde 2019 al 2022. La cifra aumenta a 684 millones de dólares entre 2023 y 2026, mostró el documento en el sitio web de la Duma.

El acuerdo, firmado por Rusia y Venezuela en 2018, prevé el reembolso de 3.120 millones de dólares en capital y pagos de intereses por 217 millones de dólares.

Ambos países acordaron la reestructuración de la deuda a finales de 2017.

Moscú ha actuado como prestamista de último recurso para Caracas, con el gobierno ruso y el gigante petrolero Rosneft proporcionando al menos 17.000 millones de dólares en préstamos y líneas de crédito desde 2006.

Algunas de las armas rusas más importantes del arsenal venezolano (en sentido horario): cazas Sukhoi Su-30, misiles S-300, tanques T-72 y lanzadores portátiles Igla-S

La influencia militar de Rusia en Venezuela

En febrero pasado, Rusia confirmó que ampliaba su cooperación militar con el régimen de Nicolás Maduro para incrementar la capacidad de defensa del país caribeño frente a posibles amenazas armadas, anunció el canciller ruso, Serguéi Lavrov, desde Caracas.

“Es importante desarrollar nuestra capacidad de cooperación técnico militar para incrementar la capacidad de defensa de nuestros amigos frente a estas amenazas desde fuera”, dijo Lavrov, después de reunirse con Nicolás Maduro en el Palacio Presidencial de Miraflores.

Rusia es uno de los mayores aliados políticos y comerciales del régimen de Maduro, siendo Moscú, además, el segundo acreedor de Venezuela, después de China, con unos 7.500 millones de dólares, según una estimaciones de la consultora local Ecoanalítica.

Se estima que en los últimos 18 años, Rusia y Venezuela firmaron cerca de 300 acuerdos de cooperación. En octubre, Maduro ratificó junto al vice primer ministro ruso, Yuri Borisov, una batería de acuerdos de cooperación militar en Caracas.

Venezuela cuenta con al menos 20 unidades operativas del cazabombardero ruso Sukhoi Su-30, cuyas características se consideran similares a las del F-15E Strike Eagle estadounidense, así como con armamento antiaéreo y radares de tecnología rusa.

También se levanta en Venezuela una fábrica de rifles Kaláshnikov, un arma que en la actualidad ya emplean las Fuerzas Armadas de Venezuela.

La agencia rusa Interfax señaló que los contratos en el campo técnico-militar entre Rusia y Venezuela rondan los 11.000 millones de dólares.

/psg