La Fiscalía Local de Cochrane inició una investigación luego de un incidente ocurrido la noche del 4 de julio en Villa O’Higgins. Allí, personal del Ejército utilizó su armamento en medio de un supuesto ataque, lo que dejó dos civiles heridos.

La situación se dio a eso de las 23:30, cuando personal armado intentó fiscalizar a dos personas que consumían alcohol en la vía pública en medio del toque de queda.

En ese momento, un grupo de siete personas habría salido en en defensa de los fiscalizados, atacando al personal del Ejército con golpes de puño y pie.

La IV División del Ejército informó que, en medio de la supuesta agresión, se produjo el robo de armamento militar.

“Producto de lo anterior, y considerando el empleo de las reglas del uso de la fuerza, ante las violentas agresiones sufridas e intento de robo del armamento de servicio, los integrantes de la patrulla hicieron uso de sus armas, resultando dos civiles heridos”, agregó la institución.

Uno de los individuos de de 20 años y sin antecedentes, resultó con una herida a bala en el tórax. El otro, en tanto, 40 años y con antecedentes penales, resultó con una lesión de perdigón en el brazo derecho.

En tanto, tres militares resultaron con diversas lesiones por los golpes.

Pericias

Por todo esto, la Fiscalía ordenó al Labocar de Carabineros realizar las pericias de rigor para establecer las circunstancias en que ocurrieron los hechos.

En un comunicado del Ministerio Público, se informó que el fiscal regional Carlos Palma intentaba llegar por la vía aérea a la zona y participar de la indagatoria junto a la fiscal adjunta de Cochrane, Lorena Barudi.

/psg