La quinta encuesta para conocer la realidad que viven las distintas empresas del país en medio de la pandemia, fue la que realizó Cámara Nacional de Comercio (CNC), y cuyos resultados arrojaron que la mitad de las firmas han despedido trabajadores entre abril y junio, además de que cerca de un tercio asegura no estar operando.

De acuerdo con el sondeo realizado entre el 25 de junio y el 1 de julio, y que abarca a un universo total de 396 empresas de todos los tamaños a lo largo del país, un 60% de las firmas se encuentran trabajando bajo el 30% de su capacidad, “donde el 30% se encuentra al 0% al no poder operar”, señaló la entidad gremial.

“En el otro extremo, solo un 8,1% está operando al 100%, los resultados están bastante en línea con los reportados hace un mes, dando cuenta que los niveles de baja actividad en el sector se han mantenido”, añadió.

Asimismo, el 49,5% de las empresas encuestadas dijo que ha reducido personal entre abril y junio, 10 puntos porcentuales (pp.) más respecto a aquellos que habían despedido entre abril y mayo (37,5%), teniendo los mayores incrementos en este ítem las grandes, medianas y pequeñas empresas, mientras que en las micro se mantiene estable el porcentaje de despidos.

Sobre la Ley de Protección del Empleo, un 54,8% de las compañías se ha acogido a ella o está en proceso, 5 pp. por sobre lo reportado a fines de mayo, acogiendo cada empresa en promedio a un 61% de sus trabajadores a esta medida.

Ventas y medidas del Gobierno

Con respecto a las ventas de mayo, la CNC reportó una caída promedio de 59%, donde las empresas del comercio promediaron una baja de 51%, mientras que hoteles y servicios de alojamiento indicaron una baja promedio de 97% y restaurantes y locales de comida rápida una caída de 83,7%. Por su parte para junio se esperan bajas similares con una caída promedio esperada de 56%.

En total hay un 27% de las empresas encuestadas presentaron con bajas de 100% dado que están sin operar y un 23% expusieron caídas por sobre un 70%. Solo un 7,3% mencionó tener alzas en sus ventas en mayo.

Respecto al tiempo que pueden aguantar dada la situación actual que están viviendo, un 23% menciona que más de 4 meses, luego un 18% dice que tres meses, un 14% menciona que solo dos y un 12% solo aguantaría un mes más. Por su parte, un 16% de los encuestados no lo sabe y un 9% dice tener el negocio cerrado por el momento.

Existe eso sí una gran diferencia por tamaño de empresa, mientras un 48% de las grandes y un 41% de las medianas dijeron que aguantan más de cuatro meses bajo el escenario actual, en el caso de las pequeñas y microempresas solo un 18% y un 13% respectivamente apuntó que dura más de cuatro meses.

Al preguntar por la futura recuperación una vez pasada la pandemia un 35,9% señaló que le tomará más de un año y en el extremo más positivo un 26% dijo que entre tres y seis meses. Luego, un 17,7% cree que se recuperará en un período entre nueve meses y un año y un 16,9% comentó que le tomará entre seis y nueve meses. Por último, hay un 3,5% que no cree que saldrá adelante.

En cuanto a las ventas online y al auge que ha tenido el canal durante la pandemia, un 31,3% de los encuestados afirmó que cuenta con el servicio, un 12,1% lo está implementando y otro 17,9% no tiene, pero piensa tenerlo. En el otro extremo un tercio de los encuestados aseguró que no aplica para su negocio y un 3,8% no tiene interés en establecerlo.

Sobre las medidas que ha tomado el Gobierno para ir en ayuda de las empresa, las apreciaciones respecto a ellas están divididas, según la encuesta: cerca de un cuarto que se encuentra poco satisfecho y otro 23% que dice estar nada satisfecho, acá caen principalmente las micro y pequeñas empresas. Por otro lado, un 25% se encuentra muy satisfecho y otro 25% se encuentra neutral. Solo un 3,3% dice estar totalmente satisfecho.

Preocupaciones y seguridad

Asimismo, los encuestados dieron cuenta de los tres temas que más les preocupaban dentro de una lista predeterminada, apuntando principalmente la incertidumbre sobre el tiempo que durará la pandemia, la continuidad del estallido social y el aumento del desempleo. Preocupa también el alto endeudamiento de la propia empresa.

Respecto de la seguridad de su negocio, un 56% de los participantes del sondeo dijo que la delincuencia ha aumentado durante este período de pandemia, un 34,6% percibe que se ha mantenido y solo un 8,8% cree que ha disminuido.

En cuanto a niveles de victimización, un 42% de los encuestados dijo que su negocio o empresa fue víctima de algún delito durante este período de pandemia. Donde el denominado robo hormiga es el más frecuente.

“Es por ello que como gremio nos encontramos trabajando en la conformación de mesas de seguridad con autoridades en las diversas regiones. Junto con ello, queremos hacer un llamado a legislar sobre esta materia, ya que debemos estar preparados para cuando podamos reabrir el comercio, tarea que no será nada fácil, antes los altos índices de desempleo e incertidumbre”, subrayó Manuel Melero, presidente de la CNC.

/psg