Estamos próximos a escuchar muchas palabras y frases de cambios, de soluciones, de mejorías, de implementaciones, de modificaciones en diversos temas ciudadanos, que ahora los políticos serán más cercanos que nunca a toda persona que pudiera significar un voto.

En el tema previsional, es algo que es muy complejo, que no deja a nadie indiferente, que nos produce la sensación que de ser algo tan importante y delicado, no estamos interesados en abordarlo debido a que incluye muchas aristas difícil de converger. Existen señales que nos indican que en Julio el Gobierno, según señala el Ministro Valdés, tendrá un proyecto de pensiones.

Dejar contentos a todos, claramente no es posible, cada persona va contribuyendo con el ahorro del 10% cuando se está trabajando en forma dependiente o como independiente. Sin embargo, en mi opinión, ese porcentaje es tremendamente insuficiente para acceder a una pensión digna a futuro. Creo que se debiera aumentar, por lo menos a un 3% por parte de cada trabajador, más el porcentaje que aportará el empleador, que ya lo dijo el gobierno, sólo será del 3% a la cuenta individual. La mesa seguirá coja ya que el gobierno, a lo Poncio Pilatos, sólo se lavará las manos, y de aporte a las pensiones nada.

Cuando oímos voces que lo único que pretenden es volver al Sistema de Reparto, nos olvidamos que éste de solidario no tenía nada. Que además si no cumplía ciertos años de imposiciones, las personas no tendrían pensión.

La tasa de natalidad ha ido decreciendo, por lo mismo, es imposible que los jóvenes financien a los adultos mayores además de ser muy injusto.

 

Cuando vemos las ganancias abultadas de las entidades como las AFPs, Las Isapres, los Bancos, y diversas Empresas, da mucha impotencia el hecho de que en nuestro país, cada candidato, que posteriormente asume como gobierno, sólo utiliza el tema de pensiones como slogan político y no se pone en los zapatos de quienes sufren cuando llega la vejez y reciben pensiones de hambre.

 

No dejarse influenciar por candidatos populistas que sólo desean contar con su voto para después olvidarse de las promesas electorales, que no se pueden cumplir, porque arreglar las pensiones requiere un acuerdo país que por asegurar el poder no se puede concretar.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com

/gap