En medio de una mañana de intensas negociaciones, el Gobierno decidió ampliar las medidas del Plan de protección para la clase media con nuevas propuestas. Esto tras las peticiones de los partidos de Chile Vamos y ad portas de que la Cámara vote el proyecto que busca permitir el retiro del 10% de los fondos de las AFP.

Entre las medidas que plantea La Moneda para mejorar el plan, aumenta la cobertura del IFE, planteando un Ingreso Familiar de Emergencia Plus, cuyo único requisito para acceder al beneficio será estar inscrito en el Registro Social de Hogares (RHS). La idea es facilitar el ingreso a familias de clase media que hoy quedan fuera.

Para ello, se elimina para postular al beneficio, el Indicador Socioeconómico de Emergencia (ISE) y el requisito de vulnerabilidad del RSH.

Junto a esto, el Gobierno se compromete a facilitar la inscripción de grupos de beneficiarios que puedan ser reunidos o juntados por los gobiernos locales u otras autoridades con despliegue en terreno.

Subsidios de arriendo, préstamos y créditos hipotecarios

Además, el Ejecutivo espera incrementar en 50.000 subsidios de arriendo adicionales a los 50.000, ya anunciados el domingo por el Presidente Sebastián Piñera y tener un nuevo tramo de subsidio de hasta $250.000 para arriendos de hasta $600.000, por un plazo de 3 meses. Esto tendría un con costo total de US$ 50 millones, según estimaciones de La Moneda.

Respecto al préstamo estatal solidario, se plantea que un 25% del monto solicitado será un subsidio y el restante 75% seguirá siendo contingente al ingreso.

De esta forma, se pone como ejemplo el que una familia que accede a un préstamo solidario por el monto máximo de $650 mil mensuales por 4 meses, que significa un préstamo solidario total de $2.600.000, quedará liberado del pago de $650 mil, equivalente a una de las 4 mensualidades recibidas.

Con ello, se argumenta que “para el 80% de aquellos afiliados que no cotizan regularmente (5.250.000 personas o 52% del total de afiliados), esta cifra es mayor que la que obtendrían con el retiro del 10% de sus saldos en sus cuentas individuales”. Mientras que para “trabajadores que se encuentran suspendidos o desempleados y que son beneficiarios de Fondo de Seguro de Cesantía, esta transferencia es mayor que el retiro del 10% en más de la mitad de los casos”.

Respecto a la postergación del pago de cuotas de crédito hipotecario con garantía estatal, el Gobierno propone ampliar de 29 a 89 días el plazo máximo de mora para acceder a la postergación de las cuotas de dividendos hipotecarios por 6 meses. Así, se explica que “el plazo de postergación del dividendo será el plazo residual entre el periodo de mora y los 6 meses planteados”.

Finalmente, se precisa en el documento que “el acuerdo no se remite únicamente a ampliar los beneficios para la clase media. Se refiere también a un acuerdo político entre los partidos de Chile Vamos de forma tal de generar una articulación político-estratégica fluida que propenda a la unidad y al actuar conjunto entre el Ejecutivo y los parlamentarios”.

Por ello, habrá una nueva reunión entre el Gobierno y los parlamentarios de Chile Vamos, quienes han estado socializando sus propuestas con sus bancadas.

/psg