El candidato presidencial de la oposición, Sebastián Piñera, manifestó este domingo su rechazo a la serie de dudas que generó en el oficialismo su decisión de ampliar el fideicomiso ciego a sus familiares y más allá de lo que pide la ley, asegurando que “haga lo que haga” sus detractores “nunca van a quedar satisfechos”.

En entrevista con El Mercurio, el ex Presidente sostuvo que “el tema nunca va a quedar despejado, porque hay algunos que lo utilizan como instrumento de ataque político. Haga lo que haga, nunca van a quedar satisfechos, no soy ingenuo”.

Asimismo, subrayó que “yo sé que en esta materia nadie en la historia de Chile ha ido tan lejos; nadie, ningún candidato ni ningún Presidente ha tomado las decisiones que yo he tomado, pero estoy consciente de que nada va a a acallar las críticas malintencionadas”.

“Me siento muy agradecido de Dios, de mi patria, de mi país, de mi familia por las oportunidades que he tenido en mi vida, pero también me siento muy orgulloso porque siento que he trabajado con total dedicación y entrega en todos los desafíos que he enfrentado”, añadió.

En ese contexto, Piñera recalcó que “no tengo por qué avergonzarme ni dar explicaciones por haber sido una persona que ha trabajado y que ha asumido sus desafíos con pasión”. Definiciones políticas Consultado sobre sus expectativas ante las próximas primarias de Chile Vamos, el ex jefe de Estado respondió que “espero que sean limpias, constructivas, de ideas, de propuestas de futuro y no de pequeñeces ni de zancadillas. Y por supuesto espero que ayuden a fortalecer y no a debilitar la verdadera elección”.

Asimismo, en cuanto a las críticas que ha recibido desde la Nueva Mayoría, donde advierten una “derechización” de su campaña, el ex gobernante indicó que “es una acusación absurda y demuestra la desesperación del oficialismo (…) yo soy un hombre de centroderecha y siempre he sentido rechazo y distancia de los extremos”.

Consultado sobre si le preocupa la aparición del Frente Amplio, Piñera dijo que “es legítimo que los movimientos políticos surjan. Ahora, si creo que la NM o que el FA es un buen camino para Chile, por supuesto que no. Por algo soy candidato de Chile Vamos”.

“Yo siento que la NM se compró y gobernó con las consignas de la calle y se olvidó de las verdaderas prioridades de la gente. Y hoy día el Frente Amplio le ha arrebatado esas consignas y por tanto la NM se está quedando desnuda”, concluyó.

/gap