El Ejército se refirió a denuncia que realizó el Partido Comunista sobre un intento de agresión y amenazas de muerte hacia el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, por parte de un presunto funcionario civil de la institución.

De acuerdo a los antecedentes entregados por el partido, el alcalde fue víctima de una persecución por al menos 20 minutos mientras se dirigía a la municipalidad por parte de una persona que “sería un funcionario civil que prestaría servicios al Ejército de Chile”.

Ante esto, se realizó una denuncia en la Policía de Investigaciones y se detuvo al acusado.

Desde la institución aseguraron mediante un comunicado que “descarta categóricamente la participación de algún funcionario del Ejército en los hechos que afectaron a la mencionada autoridad comunal”.

“El Ejército de Chile lamenta y rechaza que se vincule a la institución con un hecho de estas características”, añadieron.

Contrato de seis meses

Por otro lado, el general Ricardo Martínez, comandante en jefe del Ejército, también se refirió a la situación en medio de una visita a la región del Bío Bío. En la instancia, aseguró que el acusado no tiene una relación directa con la institución.

Sumado a esto, mencionó que “puedo asegurar que en el sistema de contratación regular del Ejército, con fondos presupuestarios del Ejército, no ha sido contratado. Su único contrato corresponde a seis meses en 2012″.

“Me parece de una irresponsabilidad que por un contrato de seis meses se nombre a una institución (…) Creo que no es lo correcto, si eventualmente esta persona estuviera en la condición que fuera es un civil, fue contratado a honorarios por seis meses en 2012, hace ocho años atrás”.

/psg