El ministro de Desarrollo Social, Cristián Monckeberg, anunció esta tarde el segundo proceso de entrega de cajas de alimentos a las familias más vulnerables y de clase media del país, en medio de las duras consecuencias socioeconómicos producto de la pandemia en Chile.

Serán esta vez 3 millones de canastas básicas que van a ser repartidas a lo largo del territorio nacional -1,5 millones en Santiago y 1,5 millones en las demás regiones-, sostuvo el secretario de Estado en el Movistar Arena, recinto que ha funcionado como centro logístico para llevar a cabo esta tarea.

Este apoyo, se sumará a las 2,6 millones de cajas que fueron distribuidas entre el 22 de mayo y 4 de julio, “totalizando 5,6 millones de cajas en esta doble campaña”, afirmó el titular de Desarrollo Social.

Las canastas continen alimentos de aporte proteico y de carbohidratos. Por ejemplo: arroz, legumbres, puré de papas, aceite, atún, harina y pastas. Además de productos de aseo como jabón y detergente.

En esta segunda etapa también se añaden, dijo el ministro, “algunas novedades” planteades por alcaldes, como preservativos y toallas femeninas, junto con entregar información de salud sexual y reproductiva.

“Estas cajas hoy día van a comprender el aporte proteico y de carbohidratos, pero también aparte de esto va a venir un aporte en aseo, pero también productos personales como totallas higiénicas y preservativos”, señaló Monckeberg.

Asimismo, aprovechó de “agradecer a los alcaldes y alcaldesas por el esfuerzo e ideas que nos plantearon para que esta segunda etapa fuera existosa, como aumentar el número de cajas, aportar en gastos de distribución para que las cajas lleguen de mejor manera y no estresar al máximo los equipos municipales”.

Lo que se busca con este programa, añadió, es “resguardar a los vecinos para que no salgan de su casa, para que el cuidarse sea efectivo”.

Además acotó que en esta oportunidad habrá un sistema especial para quienes sean diagnosticados con covid-19, asegurando que al momento de que un médico detecte la enfermedad, se le consultará al paciente si necesitará de “forma urgente” una caja de alimentos, “y si es así, vamos a activar un sistema especial de despacho”.

El anuncio de esta segunda entrega se da en una semana clave para el Gobierno, en la que la Cámara de Diputados votará en particular el proyecto que permite a los afiliados retirar el 10% de sus fondos de pensiones. La idea ha sido reiteradamente rechazada por el Ejecutivo, no así por todos los parlamentarios oficialistas, lo que ha generado un quiebre al interior de Chile Vamos.

/psg