Si bien no se conoce el motivo preciso por el que los humanos adultos tenemos vello púbico, muchas fuentes creen que tiene que ver con las feromonas, explica la médica Madeleine Castellanos en diálogo con el sitio de amor y relaciones YourTango. Es decir, con el aroma que el cuerpo produce y que podría ayudar a atraer a una pareja. ¿Cómo sucede eso?

“Las glándulas sebáceas, que son muy prevalentes en la piel que tiene vello, producen lo que comienza como una secreción inodora. Luego, se mezcla con las bacterias en nuestra piel y vello y produce feromonas”, explica la médica Wendy Askew en la revista Women’s Health. “Tendrás más olor si tienes vello púbico o no lo acicalas, porque las poblaciones de bacterias estarán allí”, añade la experta.

No crece infinitamente

Al llegar a cierto punto, el vello deja de crecer, dice Askew.

“Se detendrá y básicamente se quedará a un cierto nivel, luego mudará y crecerá vello nuevo”, aclara. La longitud a la que se detiene variará de persona a persona, aunque la médica Sejal B. Shah informa en la misma revista que suele alcanzar de 0.5 a 2 pulgadas (1.27 a 5 cm).

Además, en las mujeres, el vello también podría volverse más fino y hasta caerse, sobre todo después de atravesar la menopausia.

Acicalarlo podría aumentar el riesgo de sufrir ETS

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) podrían estar relacionadas con el recorte y depilación del vello púbico, según un estudio publicado en la revista científica Sexually Transmitted Infections en 2016.

Cualquier tipo de acicalamiento del vello estaría asociado con un 80% más de riesgo de padecer una ETS, en comparación con quienes lo dejan crecer. Aquellos que lo hacen con gran frecuencia, además, podrían tener hasta cuatro veces más de riesgo.

De todos modos, los investigadores aclaran que su estudio confirma que hay un vínculo entre acicalamiento y ETS, pero no que lo primero aumente directamente el riesgo de lo segundo. Para saber más sobre la relación entre ambos factores, deberán seguir investigando.

Ante cualquier duda, consulta con un médico de confianza.

Y tú, ¿conoces otros datos interesantes sobre el vello púbico?

/psg