La pérdida del soporte de los 50 dólares en el precio del petróleo ha agitado la recta final de las negociaciones de cara a la cumbre de la OPEP del próximo 25 de mayo.

Las caídas se han acelerado a pesar de que el mercado se ha encargado de descontar un acuerdo de la OPEP y de países como Rusia para prorrogar los recortes de producción iniciados en enero. Los analistas esperan que el freno en las cuotas de bombeo se extienda a la segunda mitad del año en una magnitud similar a la vigente, unos 1,8 millones de barriles diarios.

Pero las últimas bajadas en el precio del petróleo han endurecido el tono de los mensajes previos a la cumbre de la OPEP. Casi en paralelo, las dos mayores potencias petroleras que se han sumado a los recortes, Arabia Saudí y Rusia han coincidido a la hora de `amenazar` con prorrogar el freno de la producción no sólo a la segunda mitad del año. Entre sus planes figura la de ampliar estas medidas a 2018, una opción, hasta ahora, no barajada.

El ministro de Energía de Arabia Saudí, Khalid Al-Falih, se ha mostrado confiado en alcanzar un acuerdo para extender los recortes a la segunda mitad del año, “y posiblemente más allá”. En este mismo sentido se han pronunciado hoy desde el Ministerio de Energía de Rusia, al proponer públicamente la opción de ampliar estas medidas a 2018.

Desde Rusia, no obstante, afrontan con mayor optimismo la segunda mitad del año. Consideran que los recortes serán más efectivos en los próximos meses debido al repunte de la demanda. El incremento del consumo, añade, ayudará a neutralizar el impacto del auge del `shale oil` en Norteamérica.

El incremento de la producción en EE.UU. (del 10% en el último año) y Canadá ha eclipsado los efectos de los recortes aplicados desde la OPEP y países como Rusia. El retraso en el equilibrio previsto en el mercado entre oferta y demanda, los inventarios récord en EE.UU. y los recientes temores a un freno de la demanda en China han contribuido además a acelerar las caídas en el precio del petróleo.

El barril de Brent se afianza por debajo de la barrera de los 50 dólares, en zona de mínimos del año. La cotización del barril tipo West Texas, de referencia en EE.UU., cotiza en los 46 dólares.

/gap