La pandemia que lleva meses afectándonos, tiene sus efectos no sólo sanitarios, sino también económicos, qué al parecer, y como se dice coloquialmente, “sepa Moya” que era una tienda llamada Casa Moya, donde su dueño hizo un concurso en que si usted ganaba pagaban ellos y no usted. En el retiro de su 10% de sus ahorros obligatorios, “no paga Moya” sino usted que es el “dueño de sus fondos previsionales”.

Cuando llegamos a esta situación en que nuevamente los afiliados, los trabajadores que obligatoriamente tienen que ahorrar para la vejez, tienen que recurrir a sus propios fondos previsionales, es que tanto los políticos, como el gobierno no ha hecho bien su trabajo. En el fondo, los trabajadores, los cesantes, los inmigrantes, los pensionados, los más vulnerables y la clase media, deben seguir afrontando esta pandemia con sus propios recursos, y peor aun con sus ahorros forzosos hipotecando su propio futuro.

Toda decisión tiene causa y efecto, por lo mismo, el hecho de tener que recurrir a retirar parte de esos dineros destinados para la futura pensión, no es innocuo y tiene costos asociados a disminuir su propia pensión actual, que de por sí, ya es miserable y paupérrima, y que afectará posteriormente sus próximos pagos de pensión.

Cabe señalar, que el retiro que cada persona podrá hacer, no será devuelvo ni por las AFP, tampoco por los políticos y menos por el Estado, por lo mismo, el impacto lo asumirá quien retire ese 10% de su cuenta individual de cotización obligatoria o cuenta de capitalización individual de afiliado voluntario, y los pensionados por retiro programado, entre otros.

El retiro de parte de los ahorros de los cotizantes, era una petición muy esperada por años por quienes necesitan recursos por diferentes motivos, y en esta ocasión lo amerita, por los errores, lentitud y falta de empatía, hacia quienes perdieron su fuente laboral, quedaron cesantes, por cuarentenas de meses y principalmente por no calificar para ayudas sociales, especialmente la clase media, tan desprotegida y abandonada, que hoy tiene una oportunidad de obtener un ingreso aunque sea a costa de empobrecer su futura pensión.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com