A dependencias del Congreso Nacional llegaron el martes el ministro del Medio Ambiente Marcelo Mena y el contralor Jorge Bermudez para asistir a la Comisión de Recursos Naturales y Medio Ambiente, invitados por el diputado de Renovación Nacional Leopoldo Pérez para hablar sobre la implementación del plan Santiago Respira.

En la instancia el ministro fue interpelado por el parlamentario debido al “atraso” en la puesta en marcha de la iniciativa Santiago Respira que considera más de 130 medidas, siendo la más importante la restricción vehicular permanente a automóviles catalíticos previos al año 2012, el cual había sido anunciado para el primero de mayo de este año.

Tras la cita, el titular de la cartera precisó que “el trámite de un plan de descontaminación de esa complejidad no es instantáneo y el tiempo que ha demorado en Contraloría es completamente normal”. En este plano, aseguró que el sistema vigente estuvo 10 meses en Contraloría e insistió en que no hubo retraso.

Además, el ministro aseguró que se pretende poner en marcha “de forma inmediata” las más de 130 medidas, exceptuando la que considera un nuevo sistema para la restricción de vehículos.

Por otro lado, el diputado Pérez consideró grave la postergación de Santiago Respira para el año 2018. “La clase media en Chile tuvo que gastar ahorros para poder comprar un segundo vehículo porque se nos dijo que el mes de mayo iba a entrar la restricción a los automóviles catalíticos anteriores al año 2012”, argumentó.

Tras la sesión, el parlamentario consideró que no se recibió ninguna respuesta ni quedó claro si van a haber medidas de impacto y agregó “parece que nos vamos a tener que acostumbrar este invierno al hecho de que cada vez van a haber mayor número de alertas ambientales”.

/gap