Sally Jones, la rockera punk británica convertida en una de las máximas reclutadoras de la organización terrorista del Estado Islámico, ha sido puesta en la “lista de personas para matar de manera prioritaria” elaborada por el Pentágono, luego de que se revelara más evidencia de que ella y su difunto marido fueron los impulsores de, al menos, una docena de proyectos asociados con ataques terroristas de ISIS.

Oriunda de Kent y madre de dos niños, Jones de 49 años, y su marido fallecido, Junaid Hussain, eran conocidos como “El señor y la señora Terror”, catalogados como dos de los reclutadores más exitosos de Occidente, siendo la mente detrás de diversos ataques fallidos en suelo europeo y fuera del continente.

Autoridades de los EEUU creen que Jones está usando a su hijo “Jojo”, de 11 años, como un escudo humano para evitar terminar siendo objetivo de un ataque como su marido. Hussain, un hacker originario de Birmingham, fue encontrado muerto tras un ataque con drone llevado adelante por los EEUU en Raqa, luego de abandonar un edificio donde dejó a su hijo.

Conocido como “Jojo” su hijo británico de 11 años estaría siendo usado como un escudo humano para evitar que su madre sea objetivo de un ataque con drones

Conocido como “Jojo” su hijo británico de 11 años estaría siendo usado como un escudo humano para evitar que su madre sea objetivo de un ataque con drones

Numerosos documentos recopilados por los EEUU conectan a la pareja yihadista con distintos ataques terroristas, tanto concretados como frustrados, en tres continentes distintos. Uno de los más notorios involucraba el asesinato de la reina Isabel II durante las celebraciones del Día de la Victoria, en 2015.

Según el Sunday Times de Londres, otro de los planes pretendía llevar adelante el secuestro de un veterano del Ejército de los EEUU para decapitarlo en cámara en su hogar mediante una transmisión en vivo en redes sociales.

Hussain había instruido a Munir Abdulkader, un joven de 22 años reclutado en Ohio, para elegir a una víctima que se haya retirado recientemente y que preferentemente haya servido en Irak o Afganistán.

El ataque fue frustrado en 2015 luego de que Abdulkader confesara su plan ante un informante del FBI, lo que le aseguró una condena de 20 años de prisión. Los fiscales a cargo de la investigación describieron al intento de ataque como “uno de los planes más significativos de ISIS en lo que hace a acciones en suelo norteamericano”.

Jones junto a su marido, el fallecido hacker inglés asociado a ISIS Junaid Hussain

Jones junto a su marido, el fallecido hacker inglés asociado a ISIS Junaid Hussain

Hussain también alentó a Justin Sullivan, oriundo de Carolina del Norte y de sólo 19 años, a cometer un ataque en un concierto dentro de los EEUU con la intención de acribillar a balazos a más de mil personas.

Se cree que Jones, por su parte, era la encargada de reclutar a mujeres, conocida como la “Viuda blanca” y convertida al islam para huir de manera definitiva a Siria con su hijo en 2013 y para casarse con Hussain. La extremista ha estado aparentemente liderando en los últimos meses el batallón femenino de Anwar al Awlaki, compuesto por yihadistas dedicados a llevar ataques terroristas en el exterior.

Se presume que ha logrado reclutar a cientos de mujeres por medio de redes sociales antes de que todas sus cuentan fuesen inhabilitadas. Se cree que tras el deceso de su marido, Jones recibe un salario mensual de 673 dólares de parte del Estado Islámico, más un bono de 260 dólares cada dos meses por ser la viuda de un “mártir”.

LEA MÁS: