Todas las personas tienen aspiraciones en la vida, una de ellas es tener una familia, y por supuesto, acceder a una vivienda, que a veces empieza por un arriendo y posteriormente concretar el sueño de la casa propia. Para ello, hay que prepararse, teniendo un ahorro previo y después de años de esfuerzo a adquirir una casa.

Lo mismo ocurre en nuestra vida, desde que iniciamos nuestro primer trabajo, estamos ahorrando  mes a mes el 10% obligatorio de la renta imponible, para que cuando llegue el momento del retiro, tengamos un ingreso que nos permita vivir dignamente. En la realidad, esos sueños no siempre se cumplen, tal vez, porque  cuando somos jóvenes, no pensamos que pronto llegaremos a viejos y nos farreamos la responsabilidad de hacer un esfuerzo y ahorrar màs de lo obligatorio.

 

Lo que sembremos hoy será nuestra cosecha mañana, lo que ahorremos hoy se traducirà en nuestra pensión mañana y el tiempo que demore ambos procesos, debemos preocuparnos constantemente, porque el tiempo pasa y no tenemos vuelta atrás. Es algo que no podemos revertir porque no somos dueños del tiempo, pero si de nuestras decisiones y lamentos.

 

Pensionarse sigue siendo un acto voluntario, un traje a la medida y es màs complejo que comprarse una casa, porque digo èsto, porque una casa, en algún momento se puede vender, pero una pensión es el fruto de nuestro trabajo y de nuestro esfuerzo personal, es algo que no se puede vender, no se puede endosar, no se puede transar ni menos embargar. Una pensión es una protección no solo para quien la  obtiene, sino que también un ingreso para la familia.

 

Cuando vemos que èste esfuerzo, no tiene los resultados esperados, que después de haber trabajado toda una vida, aún se está analizando como “mejorar las pensiones” después de 35 años del Sistema previsional vigente, en que aún no se ponen de acuerdo las diferentes entidades relacionadas, sigo insistiendo en que es un tema netamente político, y que siempre existe diversos motivos para no enfrentar el desafío que significa mejorar definitivamente la capacidad de un consenso transversal y que vaya màs alla de los gobiernos, porque este es tema país y que se debe abordar hoy y asi lograr un  mejor futuro mañana.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com