Pablo Aránguiz llegó a principio de año a Universidad de Chile y, pese a que no pudo jugar mucho producto del coronavirus, está feliz en el cuadro azul. Los hinchas también están contentos con su desempeño.

El volante, quien está a préstamo desde el FC Dallas de Estados Unidos, quiere quedarse en el CDA. “En lo personal, lo he dicho en otras entrevistas, me gustaría quedarme. Sé que depende de mí, tengo que hacer las cosas bien. La U tiene la primera opción y en lo personal me quiero quedar”, señaló en diálogo con ESPN.

Los azules tiene una opción de compra por US$ 1 millón y todo indica que harán el esfuerzo por asegurar su carta.¿El problema? La MLS tiene un cláusula: si llega otro equipo norteamericano con una oferta similar, tendrá la prioridad.

En la U, el ex jugador de Unión Española ha disputado 446 minutos y ha marcado cuatro goles. Para el técnico Hernán Caputto, es pieza fija en su esquema.

/