Un mural que muestra al papa Francisco coronado con un halo besándose con una versión diabólica del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, apareció este jueves en una pared en Roma, a dos semanas del encuentro oficial entre ambos.

La intervención, que se pintó en un papel que luego fue pegado en el muro durante la noche, es la última de una serie de pinturas sobre el Papa en los alrededores del Vaticano.

La intervención está pintada en papel y luego pegado en la pared, y apareció en la mañana del jueves (Reuters)

La intervención está pintada en papel y luego pegado en la pared, y apareció en la mañana del jueves (Reuters)

Un epígrafe escrito en la sotana de Francisco dice “El bien perdona al mal” y lleva la firma de TV Boy, que se cree es un seudónimo del artista urbano Salvatore Benintende.

“Es muy provocador pero no del todo chocante para alguien que viene de Estados Unidos”, contó Víctor, un turista de California, a la agencia Reuters

/gap