Ante la prolongación de la guerra en Ucrania y la reiteradas amenazas de Vladimir Putin de escalar el conflicto, la inteligencia estadounidense aumentó sus esfuerzos para detectar cualquier comunicación rusa indique el uso de armas nucleares.

La mayoría de los aviones de combate rusos están equipados para utilizar armas nucleares tácticas, las cuales son más pequeñas que las convencionales y están diseñadas para atacar blancos específicos en el campo de batalla.

Al menos que Rusia lo anuncie, es difícil saber con anticipación si las fuerzas rusas van utilizar este tipo de armas nucleares tácticas en Ucrania en vez de utilizar el armamento convencional, informó Politico.

“Lo estamos siguiendo de cerca”, dijo un funcionario de la Casa Blanca con acceso a inteligencia sobre las fuerzas y la estrategia nucleares de Moscú a Politico.

Estados Unidos intenta desplegar todo su aparato de inteligencia, apoyado por tecnología como los satélites de imágenes, para determinar si las unidades rusas en el campo de batalla recibieron la orden de utilizar armas nucleares.

Además, Washington está atento al enclave ruso de Kaliningrado, ubicado entre Polonia y Lituania, donde Moscú instaló un sistemas de armas de doble uso y misiles hipersónicos. También se teme que Rusia tenga arsenal nuclear en ese territorio.

Ante este panorama, varios aviones de vigilancia electrónica RC-135 Rivet Joint de la Fuerza Aérea de los EEUU han sobrevolado las zonas aledañas intentando recopilar información que pueda ser útil.

Estados Unidos ya advirtió a Putin de que cualquier uso de armas nucleares tendrá “consecuencias catastróficas” para Rusia, ya que el país norteamericano y sus aliados responderán “de manera decisiva”.

Así lo aseguró el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, en una entrevista con CBS News en la que dijo que hay que “tomarse muy en serio” el posible uso de armas nucleares por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

“Hemos comunicado directamente, en privado, a niveles muy altos al Kremlin, que cualquier uso de armas nucleares tendrá consecuencias catastróficas para Rusia, que Estados Unidos y nuestros aliados responderemos de manera decisiva”, aseguró el asesor.

El pasado 21 de septiembre, en un discurso televisado, Putin amenazó a Occidente, asegurando que no es broma cuando dice que su país “empleará todos los medios a su disposición para proteger su territorio”, haciendo una referencia velada a su capacidad nuclear.

“A aquellos que se permiten semejantes declaraciones hacia Rusia, quiero recordarles que nuestro país dispone también de varios medios de destrucción, y componentes distintos y más modernos que los de los países de la OTAN, y cuando la integridad territorial de nuestro país se vea amenazada, para proteger a Rusia y a nuestro pueblo, utilizaremos sin duda todos los medios a nuestra disposición”, afirmó Putin.

“Esto no es un bluff”, sentenció.

El lunes, Moscú dijo que tuvo conversaciones “esporádicas” con Estados Unidos sobre temas nucleares, en lo que se considera un esfuerzo potencial para aliviar la tensa situación.

Sin embargo, un día después a este anuncio, mientras Moscú se preparaba para anexar parte del este de Ucrania a través de referéndums, el ex presidente ruso Dmitry Medvedev, quien actualmente ejerce el cargo de vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, realizó una amenaza nuclear más explícita.

“Imaginemos que Rusia se ve obligada a utilizar el arma más temible contra el régimen ucraniano que ha cometido un acto de agresión a gran escala que es peligroso para la existencia misma de nuestro Estado”, dijo Medvedev.

“Creo que la OTAN no interferiría directamente en el conflicto incluso en este escenario”, agregó. “Los demagogos al otro lado del océano y en Europa no van a morir en un apocalipsis nuclear”.

Ante esta amenaza, el Comando Estratégico de EEUU dijo que está “siempre de guardia y listo para responder si es necesario”.

“No hemos visto ninguna evidencia en este momento de que Rusia usará armas nucleares”, dijo el teniente Josué Kelsey. “Nos tomamos estas amenazas muy en serio, pero no hemos visto ninguna razón para ajustar nuestra propia postura nuclear en este momento”, agregó.

Según estimaciones, Rusia tiene más de 1.900 ojivas nucleares tácticas, las cuales puede utilizar en una gran variedad de armas.

“Eso es todo, desde misiles de crucero hasta torpedos nucleares, bombas de gravedad y misiles balísticos de alcance intermedio”, dijo un funcionario estadounidense.

De acuerdo con el funcionario de EEUU consultado por Politico, Rusia no se arriesgaría a una guerra nuclear total al lanzar un ataque masivo contra Ucrania o los países de la OTAN.

“Nunca usarán un arma nuclear estratégica”, dijo el funcionario. “Nunca lanzarán un misil balístico intercontinental ni colocarán un bombardero [Tu-95] cargado con ojivas de clase megatón. Lo que harán es usar un arma de corto alcance. Tienen ojivas que llamamos micro-armas nucleares, con decenas a cientos de toneladas de potencia explosiva”, agregó.

Avril Haines, directora de inteligencia nacional, dijo al Congreso de EEUU en febrero que Rusia “está ampliando y modernizando su amplio, diverso y moderno conjunto de sistemas no estratégicos, que son capaces de lanzar ojivas nucleares o convencionales”.

“Moscú cree que tales sistemas ofrecen opciones para disuadir a los adversarios, controlar la escalada de posibles hostilidades y contrarrestar las tropas estadounidenses y aliadas cerca de su frontera”, agregó.

Alguno miembros de la inteligencia y altos mandos militares de EEUU temen que una Rusia desesperada por su debilitamiento militar en el campo de batalla decida utilizar una bomba nuclear en Ucrania.

“Hemos pasado una gran cantidad de tiempo analizando lo que Rusia iba a hacer una vez que comenzara la guerra”, dijo un ex alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU a Politico.

El experto reiteró que es extremadamente difícil saber si Rusia va a utilizar armas nucleares tácticas, ya que tiene 23 sistemas de armas de doble uso, muchos de los cuales ha estado utilizando en Ucrania.

“Si los rusos lo tienen en su arsenal como arma convencional, puede estar bastante seguro de asumir que tiene una ojiva nuclear que lo acompaña”, dijo. “Casi todas las armas que tienen los rusos tienen capacidad nuclear. Si es un sistema de artillería, si es un sistema de defensa aérea, si es un torpedo, si es un misil de crucero, podría tener un arma nuclear”, agregó.

/psg