Defensa y Justicia lo hizo: contra una enorme adversidad, el modesto club de Florencio Varela dio el gran golpe y eliminó al poderoso San Pablo de la Copa Sudamericana en su primera participación en una competencia internacional.

En el desquite del partido que igualaron sin goles en la cancha de Lanús, el Halcón alzó vuelo y se hizo gigante en el Morumbí paulista, donde empató 1-1, y avanzó a la segunda rueda por el gol como visitante que anotó Castellani; previamente, Thiago Mendes había puesto en ventaja al local.

Después de la igualdad, San Pablo fue el que dominó, pero el conjunto que dirige Sebastián Beccacece tuvo un par de ocasiones muy propicias incluso para quedarse con los tres puntos, así como el local arremetió con todo en los últimos minutos. Pero Defensa hizo honor a su nombre, resistió a pie firme, y se trajo una histórica clasificación de tierras brasileñas.