El nuevo terminal de Samsung será el móvil más destacado de la primera parte del año, y el responsable de recuperar el buen sabor de boca que nos quitó el Galaxy Note 7. Pues bien, el Samsung Galaxy S8 sigue viendo cómo las filtraciones casi diarias están  desvelando todas y cada una de las características de este nuevo terminal de los coreanos, desde las especificaciones técnicas hasta el diseño exterior, con imágenes como la que hemos conocido hoy y recrea el diseño que nos brindará el Samsung Galxy S8 de color negro.

Esta misma semana conocíamos nuevos datos sobre el lector de huella dactilar con que contará el terminal de Samsung, que este año no se integrará en el frontal, sino que estará ubicado en la parte trasera.

Samsung Galaxy S8 en color negro en una nueva imagen

En realidad lo que vemos en esta nueva imagen es un prototipo del Samsung Galaxy S8, un prototipo realizado a partir de todas las filtraciones conocidas anteriormente, y que nos muestran el nuevo terminal en color negro, lejos de las estridencias de algunos colores que se han filtrado del nuevo terminal de los coreanos. Con este color negro clásico podemos apreciar de nuevo los rasgos característicos de este nuevo buque insignia de Samsung, como es su pantalla más gran de prácticamente sin bordes superiores e inferiores.

Samsung Galaxy S8 en color negro

Como se puede ver en la imagen, una vez más el lector de huellas se puede apreciar en el lateral de la cámara de fotos, una ubicación de la que no muchos están convencidos, pero que filtración tras filtración se encargan de hacernos a la idea de ella. Desde luego no hay que tomar al pie de la letra lo que vemos en esta imagen, porque son recreaciones que pueden variar en distintos casos. Y que como ya hemos visto en otras ocasiones, esta misma fuente tiende a modificar a su antojo el aspecto del Samsung Galaxy S8, aunque no podemos negar que es el diseño que se está imponiendo con más fuerza sobre el aspecto con el que contará el nuevo terminal de los coreanos.

sensor huellas galaxy s7

Un móvil que contaría con el procesador Snapdragon 835 casi en exclusiva en el momento de su lanzamiento, y con unas pantalla enormes, de 5,7 y 6,2 pulgadas que ocuparían prácticamente el mismo espacio que en generaciones anteriores, gracias a unos bordes casi inexistentes. Y también en parte gracias a la eliminación de los botones capacitivos, que serían sustituidos por unos tipo 3D Touch integrados en el panel. Este año el Samsung Galaxy S8 llegará a finales de marzo, un mes más tarde de su cita en el MWC de Barcelona.

/psg