El empresario venezolano y sobrino de la diseñadora Carolina Herrera, Reinaldo Herrera, de 34 años, fue hallado muerto junto a un colega en una carretera que conecta Caracas con la ciudad de La Guaira (litoral), luego de un presunto secuestro, informó hoy el Ministerio Público.

“Ambas víctimas fueron localizadas la noche de este jueves, 11 de mayo, en el interior de un vehículo en las adyacencias de la carretera Caracas-La Guaira, sector El Topo, parroquia Sucre del municipio Libertador”, indicó la Fiscalía a través de un comunicado.

Reinaldo Herrera era el sobrino político de la diseñadora Carolina Herrera (Getty Images)

Reinaldo Herrera era el sobrino político de la diseñadora Carolina Herrera (Getty Images)

Herrera fue encontrado muerto junto a un empresario y arquitecto identificado como Fabrizio Mendoza, de 31 años. La Fiscalía presume que ambos habían sido secuestrados.

De acuerdo con la información preliminar, aproximadamente a las 19:00 del jueves, hora local, vecinos de una barriada del municipio Libertador de Caracas reportaron a funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) “el hallazgo de dos cadáveres dentro de una camioneta marca Toyota, modelo Hilux, color blanco”.

Medios locales aseguran que los hombres fueron secuestrados la noche del jueves en un restaurante del este de la capital venezolana.

Reinaldo Herrera

Reinaldo Herrera

El diario venezolano 2001 asegura, en su edición digital, que los hombres fueron asesinados pese a que sus familiares pagaron el monto de dinero exigido como rescate —no precisado—.

La prensa local indica que Herrera es hijo de Luis Felipe Herrera Guevara, hermano de Reinaldo Herrera, esposo de la reconocida diseñadora venezolana radicada hace varios años en Nueva York.

De acuerdo con El Universal, ambos jóvenes estaban en las afueras del restaurante Rey David de La Boyera, pues en un edificio contiguo se encontraba la oficina de ambos (una firma de arquitectos). Al salir, fueron abordados por los delincuentes, quienes sometieron directamente a Mendoza y lo obligaron a entregar objetos de valor que tenía en su vivienda.

El joven se comunicó con la señora de servicio, quien se extrañó por las órdenes que le daba y decidió irse del apartamento. Esto provocó que los delincuentes fueran personalmente a la vivienda con Mendoza y se apoderaran de dinero en efectivo, joyas y demás artículos de valor.

Venezuela tiene una de las tasas de homicidio más altas de la región, con un registro de 70 homicidios por cada 100.000 habitantes durante 2016, lo que representa también la cifra más alta de la historia del país.

El Gobierno venezolano ha implementado varios planes y operativos de seguridad para combatir la criminalidad y otro para el desarme de la población, aunque no se conocen —hasta el momento— resultados efectivos sobre los índices de violencia.

/gap