El dólar terminó este viernes a la baja, en un nivel inferior a los $770, presionado por una subida en el precio del cobre, el cual se mantiene por sobre los US$3,00.

Así, la divisa norteamericana cerró la sesión con una caída de $1,90, ubicándose en $769,00 vendedor y $768,70 comprador. En la semana, la moneda anotó un retroceso de $4,4.

Sebastián Espinosa, estratega de mercados de XTB Latam, comentó que “el tipo de cambio ha estado cayendo nuevamente de los $770, registrando mínimos de $766 y dejándose caer poco más de un 0,2%, tras nuevas subidas en el cobre.

A su vez, “el dollar index cotiza plano tras recortar pérdidas de aproximadamente un 0,3%. Estos recortes de pérdidas y alzas desde los mínimos de sesión en el dollar index, se dan en medio de un dato de IPC por encima de lo esperado en EE.UU., entregando leves apreciaciones a la divisa a nivel internacional”, dijo.

“El IPC subyacente anualizado en el mes de agosto alcanzó un 1,7%, versus el 1,6% esperado, mientras que el dato mensual fue de un 0,4% en contraste con un 0,2% que proyectaba el mercado. A pesar de esto, el tipo de cambio a nivel local se ha acoplado más a los movimientos del cobre”, analizó el experto.

“Técnicamente mantenemos el piso en los $760, con un techo en los $780”, proyectó Espinosa.

“El lunes será un día clave para el cobre, ya que conoceremos datos de desempleo y de producción industrial en China, que de ser buenos, podrían llevar al cobre a tener nuevas subidas y al tipo de cambio a acercarse más a los $760”, adelantó el analista.

/psg