Sr. Piñera:
Pareciera un acto republicano cada 11 de Septiembre, pararse en el Patio de los Naranjos y recordarnos a los chilenos que hace casi medio siglo, Chile perdió su democracia, y repetir incansablemente que los hechos de ese 11 de septiembre del año 1973 y sus consecuencias posteriores, aún producen dolorosas divisiones y desencuentros entre los chilenos.
Cada año tenemos que sentarnos a masticar mentiras; escuchar la historia a medias – la que intencionadamente afecta a los militares – e internalizar hechos que no son ciertos.
Eso le pone marco a posteriores conclusiones politicas de este momento, el rechazo o aprobación de la Constitución Política, que VE. argumenta bajo la figura de las lecciones por aprender a raiz del gobierno militar, como lo hizo ayer en La Moneda.
¡Sea franco Presidente!, cuéntenos la historia completa… El “Once”, tiene un orígen lejano, Eduardo Frei Montalva llevaba complotando desde antes de la asunción al poder de Salvador Allende, cuando husmeando su victoria conspiró contactándose con gobiernos extranjeros, representantes diplomáticos, militares y empresarios… “Este problema solo se soluciona con fusiles” manifestó. Ud. lo sabe como democratacristiano.
El Acuerdo de la Cámara de Diputados y del Poder Judicial sobre la ilegitimidad del gobierno de Allende, lo conocemos todos, pero hoy nadie lo dice, porque para la clase politica, la historia comenzó el 11 de Septiembre.
¡Hipocrecías políticas convenidas para borrar e ignorar páginas de nuestra historia para que paguen solo los militares¡ ¡Ni en Nüremberg!
Para rematar y como dirigiéndose a la juventud, VE. expresa: “…los que vivimos el 11 de Septiembre de 1973…”. Eso no es efectivo. Vuestra Excelencia no vivió nada; no hizo cola ni para un kilo de pan;
estudió en EEUU desde 1973 a 1976; nunca lo vimos como opositor al gobierno militar, ni siquiera siendo docente en las universidades más importantes del país. Además tenía múltiples ocupaciones como consultor del BID; del Banco Mundial; gerente del Banco de Talca; representante de VISA y MasterCard; creando Bancard S.A.; Apple, FinCard; presidente de Citicorp y accionista de LAN; ChileVisión; Clinica Las Condes y Blanco y Negro.
No se nos olvida que fue generalisimo de Hernan Büchi en 1989, sembrando una fuerte campaña en contra de su estadista más admirado…, Patricio Aylwin . Fue entonces cuando VE. dijo: “Si triunfa Aylwin tendríamos un país mirando para atrás…” En fin, tampoco estuvo en el teatro Caupolican en la concentración por el “NO”.
¡No le creo! VE. nunca fue antagonista al Gobierno Militar, lo malo es que el “otro yo del Dr. Merengue”, le salió más ambicioso.
En la médula de su intervención enumera detalladamente las lecciones por aprender, que se desprenden desde el quiebre democrático y el Chile de hoy que Ud enumera detalladamente.
¡No hay nada que aprender!
¿Qué han hecho desde hace 30 años del retorno de la democracia?… VE. ha gobernado 2 veces, Bachelet dos veces, más Aylwin, Lagos, y Frei hijo; súmele a ello, salvo honrosas excepciones, una clase politica incapaz, odiosa, vengativa, sin probidad, irrespetuosa, sin compromiso, desunida, intolerante, sin amistad cívica, irresponsable, conflictiva y violenta.
¡30 años que no han servido de nada¡ … y patudamente culpan a la Constitución que ni siquiera respetan. Mientras tanto, 2.000.000 de chilenos multiplicados por 4 integrantes de sus familias, esperan para saber quien les dará trabajo, o les dará de comer.
Sinceramente, usted, no tenía para qué hablar.

Gral (R) Hernán Núñez Manríquez.