Por tercera jornada consecutiva, el dólar terminó a la baja en el cruce local, en línea con la tendencia de la divisa en los mercados externo y de cara al fortalecimiento del cobre por sobre los US$3 la libra.

Así, el billete verde terminó la sesión con un retroceso de $2,20, ubicándose en $761,80 vendedor y $761,50 comprador. Con dicho precio, la moneda se mantiene en mínimos no vistos desde inicio de agosto.

Por su parte, el cobre se transó en la Bolsa de Metales de Londres con una subida de 0,38%, lo cual lo llevó a los US$3,09 la libra, su mayor valor desde el 20 de junio de 2018 cuando se cotizó en US$3,093.

Carlos Quezada, analista senior de Libertex, comentó que se trató de una sesión bajista para el tipo de cambio local, “que por momentos cotizo bajo los $760 pero no logró tener la fuerza suficiente para romper los $758 y continuar con la caída”.

“El descenso del día de hoy se explica porque se mantiene el alza de las bolsas por los buenos datos económicos en China, Europa y los precios de exportación, además del índice manufacturero Empire Stage en EE.UU., que superaron las expectativas del mercado”, explicó.

“Ahora nos centramos en lo que pase con la reunión de la Reserva Federal de EE.UU., donde mañana podremos ver las proyecciones económicas y expectativas de inflación para el resto del año”, recordó el experto.

En ese sentido, dijo que “si vemos una FED con proyecciones positivas y dispuesta a seguir apoyando a la economía, se mantendrá el alza de las bolsas y con esto podríamos ver al cruce acercándose a los $750”.

/psg