De hecho, ayer corría fuerte la información de que podría ser oficializado como nuevo jugador “neriazzurro”; Vidal fue a la Ciudad Deportiva a retirar sus pertenencias y despedirse de sus compañeros. Incluso se habló de un vuelo reservado a Italia y el director deportivo catalán ya habla públicamente de él en tiempo pasado.

Pero nada de eso pasó, y el formado en Colo Colo sigue en España. Ya no entrena con Lionel Messi, sino que lo está haciendo solo, mientras espera novedades.

¿Está peligrando su fichaje? Según todas las indicaciones, no. Pero aún falta UN detalle que definir para que se concrete.

“Paciencia, mucha paciencia”

De acuerdo a lo que informa el Corriere dello Sport el dueño del Inter de Milán, el empresario chino Steven Zhang, le pidió a su gerencia deportiva que primero cierre una venta o préstamo para asegurar un balance económico equilibrado. Según Calciomercato, esta es una maniobra que todos los grandes clubes europeos están realizando, ante la crisis financiera que ha dejado la pandemia mundial.

Hay dos jugadores del Inter que suenan como más probables de partir para “liberar” un cupo a Vidal en el plantel. Uno es el uruguayo Diego Godín, que estaría casi listo en el Cagliari. El otro, el croata Ivan Perisic, que estaba a préstamo en el Bayern Munich campeón de la Champions y no estaría en los planes de Antonio Conte.

El chileno sí es un preferido del técnico italiano -estuvieron tres años juntos en la Juventus- y por eso desde Italia se reafirma que el traspaso sí se dará. “Sólo cuando se concrete una venta, Vidal podrá presentarse en Milán. Pero no hay dudad: irá al Inter, no hay otro escenario”, apunta el portal especializado FC Inter 1908“El club en las últimas horas ha tranquilizado al jugador sobre el contrato de dos años que le espera, sin sombras en el horizonte… Sólo le han pedido paciencia, mucha paciencia”.

/