El Primer Tribunal Electoral de la región Metropolitana resolvió anular las elecciones presidenciales del 2016 en la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), esto luego de que Bárbara Figueroa reconociera la alteración de padrones, votantes que no estaban habilitados para sufragar y pérdida de material electoral en el proceso eleccionario.

La sentencia llama a la actual directiva transitoria a llevar a cabo nuevas elecciones.Tras confirmar las irregularidades cometidas por diversas organizaciones sindicales, asociadas en particular al abultamiento de padrones electorales, la elección de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) fue anulada.

El secretario general, Nolberto Díaz, aclaró que el siguiente paso es reunirse con el Colegio Electoral Nacional para fijar las fechas de las nuevas elecciones.

Dirigentes de la disidencia explican que lo que sigue ahora es la arista judicial.

La causa es llevada por la Fiscalía Centro Norte y está a cargo de la fiscal Giovana Herrera por el delito de presunta falsificación de instrumento público. Además, varios de los antecedentes ya habrían sido enviados al CDE para que inicie una querella criminal.