Tras la modificación de la Ley de Partidos Políticos, el Partido Comunista materializó la venta de cerca de 100 propiedades, las cuales fueron adquiridas con la indemnización que obtuvo por los bienes que le fueron confiscados por la dictadura.

Según La Tercera, la normativa señala que al menos dos tercios de sus inmuebles deben ser destinados a las actividades del conglomerado.

Al respecto, el presidente de la colectividad, Guillermo Teillier, precisó que vendió la sociedad por acciones, Inmobiliaria e Inversiones Araucaria S.A. a Inversiones Progreso SpA.

El negocio, que fue cifrado en $3.568.574.962, fue liquidado en 10 cuotas a 10 años plazo, siendo fijado el primero de ellos en $600 millones, el que se concretaría a fines de 2017.

Con respecto a los detalles de la transacción, Teillier indicó que se llevó a cabo por un equipo externo a la directiva