Luego de que el Primer Tribunal Ambiental anunciara que el cierre y clausura total del millonario proyecto Pascua Lama, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, se refirió al tema.

Al respecto, sostuvo que la minería es posible hacerla y llevarla a cabo respetando el medio ambiente y la institucionalidad. “Las empresas que no cumplan con eso, no van a poder sacar adelante sus proyectos”, manifestó Prokurica.

Así, añadió que “ayudamos desde el punto de vista de acompañar a las empresas para que cumplan los distintos trámites y la burocracia que existe hoy, pero aquí queda demostrado que estamos frente a una institucionalidad robusta que actúa y sanciona a quienes no cumplan con la legislación vigente”.

Los cargos

En total fueron cinco los cargos de clausura levantados por la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) el 2018, de los cuales, la sentencia acoge tres de ellos, los que dicen relación con incumplimientos ambientales respecto al monitoreo de los glaciares y glaciaretes; al monitoreo y descarga de aguas de contacto al río Estrecho; y la utilización de una metodología de cálculo de niveles de alerta de calidad de aguas no autorizada, que utiliza niveles más permisivos que los contemplados en la calificación ambiental.

Las situaciones más complejas que contempla la sentencia son la contaminación de las aguas del río Estrecho constituye uno de los efectos ambientales evaluados con mayor profundidad, atendida la magnitud de los efectos en la salud de las personas.

Lo anterior, porque la sentencia establece que es un hecho no controvertido que durante los meses de enero a marzo de 2013 la empresa descargó directamente hacia el río Estrecho, aguas recolectadas por el sistema de manejo de aguas de contacto, lo que produjo un deterioro en la calidad del río y con ello, puso en riesgo la salud de la población por exposición al manganeso.

/psg