La “bajada” de la candidatura de la actriz Javiera Parada como candidata a diputada de Revolución Democrática (RD) sigue remeciendo al partido.

El martes, la directiva y el comité electoral de RD —conglomerado al que pertenece Parada— recibieron una inesperada carta. La remitente, otra actriz: Ana María Gazmuri. Allí la militante de RD comunicó que no seguiría en carrera para ser candidata a diputada por el distrito 14 (San Bernardo-Melipilla), por donde corría con ventaja. Una de las razones que señaló en ésta fue que se dedicaría tiempo completo a la Fundación Daya que promueve el uso medicinal de la marihuana.

Lo problemático para RD es que, líneas más abajo, Gazmuri criticó duramente la forma en la que el consejo político del partido desechó a Javiera Parada como candidata. Ha trascendido que esta decisión obedeció a que RD la dejó fuera de carrera, tras haber chocado en estado de ebriedad en marzo pasado.

Consultada por Qué Pasa, Ana María Gazmuri reconoce haber enviado la carta. “Argumenté que no me pareció cómo se dieron las cosas, el tono (de la decisión de no apoyar la candidatura de Parada). Independiente de que yo respeto la resolución, hay que cuidar a sus miembros”.

La actriz agrega que lo suyo fue “un llamado a la fraternidad. Me preocupa cuál va a ser el tono del discurso en la campaña que viene… Hay que tender puentes en lugar de destruirlos”.

En RD resienten la decisión de Ana María Gazmuri, quien era —según se afirma— la candidata a diputada más popular y mejor evaluada en las encuestas que manejaba el partido. Fue uno de los nombres que incluso estuvo sobre la mesa el año pasado para una postulación presidencial. En el distrito 14 ahora RD llevará como candidato a Renato Garín, abogado y autor de El lobby feroz.

Esa noche llegaron el periodista Felipe Bianchi, el coordinador nacional de Revolución Democrática, Sebastián Depolo; el dirigente de Evópoli, Hernán Larraín Matte; la fotógrafa Kena Lorenzini; y el poeta Raúl Zurita.

El ex presidente de RD pidió disculpas públicas a Parada por la decisión de la directiva de su partido y luego le agradeció no haber renunciado tras haber sido marginada.

La noche terminó con Javiera Parada recitando el poema “Bello Barrio” de Mauricio Redolés.