Óscar Lobos (26) llegó el 5 de julio a la urgencia del hospital El Pino. A causa del Covid-19, tenía severas dificultades respiratorias y debido a su gravedad, fue trasladado a la Clínica Las Condes para ser conectado al ECMO, una máquina de soporte vital que permite oxigenar su cuerpo y así conseguir que por un tiempo, sus pulmones descansen de ese trabajo.

La condición de Óscar comenzó a mejorar, pero sus pulmones no lo hicieron. El trasplante era la única alternativa y desde la semana pasada este joven era prioridad nacional de trasplante.

Este martes, el joven padre de un hijo de 9 años fue trasplantado de pulmón con la utilización de la técnica ex vivo para recuperar los pulmones donados antes de ser implantados en el paciente.

“Lo que hicimos fue que mediante la técnica ex vivo perfundimos los pulmones de un donante para saber si están funcionando en forma adecuada o no. Una vez que están extraídos se meten en esta cápsula de acrílico y se conecta a una máquina de oxigenación extracorpórea, donde ponemos una solución especial para recuperarlos. A su vez, están conectados a un ventilador mecánico. Con eso nos damos un lapso entre cuatro a seis horas para evaluar los posibles cambios que tiene la fisiología de este pulmón y si es trasplantable o no. En este caso, los logramos recuperar y trasplantar”, explica Felipe Undurraga, jefe del Programa de Trasplante Pulmonar de Clínica Las Condes y quien ha liderado la implementación de la técnica en la institución.

Este caso (trasplante con técnica ex vivo a paciente Covid-19) es el primero en Sudamérica.

“En la clínica iniciamos hace casi 3 años este proyecto de ex vivo en Chile, utilizando esta técnica de perfusión pulmonar desde el año pasado a la fecha en más 6 pacientes. Hoy frente a la pandemia y la baja en trasplantes, es una alternativa de vida para pacientes que antes no tenían opción de tratamiento. Como equipo estamos felices del desarrollo de esta técnica sobre todo en casos como el de Óscar que es un paciente joven, que lo afectó el coronavirus como a muchos pero que tuvo un desenlace distinto, donde además es una muestra de la colaboración público-privada”, señala Undurraga.

En otros países como Estados Unidos y Canadá, donde es utilizado este procedimiento de perfusión pulmonar ex vivo se ha visto que la tasa de donación efectiva ha aumentado un 30%. “Definitivamente las distintas técnicas de preservación de órganos son un avance para el mundo de la trasplantología, un adelanto que ha demostrado la reducción de la mortalidad en lista de espera y un aumento del trasplante pulmonar”, insiste el especialista.

A pocas horas de ser trasplantado, Lobos ha tenido una evolución positiva y su familia agradeció a la familia del donante.

En este trasplante participaron, además del equipo del Centro de Trasplantes, el grupo de Anestesia, UTI, Cirugía de Tórax, Enfermería, Kinesiología y ECMO de Clínica Las Condes.

/Gap