La economía global se ha recuperado más rápido de lo esperado, mientras que la producción ha recuperado la mitad de su caída inducida por la pandemia, según economistas de Deutsche Bank.

Dijeron que la recuperación hasta ahora ha sido “significativamente más rápida” que lo previsto debido al gran estímulo del Gobierno y del banco central, así como al éxito de algunos países para contener el virus.

“Estimamos que el nivel del PIB mundial está aproximadamente a la mitad de su nivel previo al virus, y ahora prevemos que ese nivel se completará a mediados del próximo año, un par de trimestres antes que en nuestro pronóstico anterior”, escribieron en un informe Peter Hooper, director de investigación económica de Deutsche Bank, y sus colegas.

Si bien la economía global está preparada para la peor caída de la que se tenga memoria, ha habido señales de que podría no ser tan profunda como se temía. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) actualizó la semana pasada su perspectiva para 2020, pronosticando recesiones más pequeñas en muchos países avanzados.

Si bien es más optimista, Deutsche Bank también dijo que es probable que el ritmo de la recuperación se desacelere en los próximos meses, y que podría haber consecuencias negativas persistentes debido a cambios en el comportamiento del consumidor y las cicatrices en el mercado laboral.

Además, advirtió que los riesgos del mercado financiero han aumentado debido a la creciente carga de deuda y a las altas valoraciones en el mercado de valores. “En el pasado, las crisis financieras a menudo se han desencadenado en tales condiciones por el cambio inevitable de la flexibilización al ajuste de las políticas monetarias, para lo que probablemente aún faltan varios años, pero podría sorprender y ocurrir antes”, dijeron.

/gap