El presidente Sebastián Piñera anunció este miércoles la reapertura de las últimas dos estaciones del Metro de Santiago que seguían cerradas tras el estallido social del 18 de octubre pasado.

La información se entregó en medio de manifestaciones de trabajadores de la empresa estatal, los que acusan una serie de despidos, por lo anterior, el mandatario se retiró sin dar declaraciones a la prensa.

Se trata de Trinidad y Protectora de la Infancia, ambas de la Línea 4, las únicas que seguían en reparaciones y parte de las estaciones que resultaron más dañadas por los diversos incendios ocurridos en paralelo a las protestas.

De esta forma, desde el viernes 25 de septiembre el Metro estará 100% operativo en todas sus líneas, cumpliendo incluso con algunos meses de anticipación lo prometido ya que se había anunciado que a fin de año se terminarían de arreglar las estaciones.

“Están funcionando con toda su capacidad al servicio de los habitantes de nuestra señal. Sin duda, esto ha significado un gigantesco esfuerzo de los trabajadores del Metro, de los trabajadores que reconstruyeron las 128 estaciones que fueron vandalizadas”, dijo Piñera.

En paralelo, mientras se desarrollaba el punto de prensa, afuera de las oficinas centrales del Metro, trabajadores gritaban “no más despidos”. En concretan acusan que más de 1.500 funcionarios han sido desvinculados desde el estallido social.

/psg