El director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, sostuvo que el proyecto que sanciona el negacionismo es “incompatible” con estándares internacionales sobre libertad de expresión.

La iniciativa fue despachada el martes por la Cámara de Diputados al Senado y, aunque se rechazó gran parte del articulado sobre la incitación a la violencia física y al odio, fue aprobada la norma que sanciona el negacionismo de las violaciones a los Derechos Humanos ocurridas en Chile durante la dictadura.

Las sanciones -presidio menor en su grado medio (541 días a 3 años) y multa de 40 a 60 UTM- están dirigidas a quien justifique, apruebe o niegue las violaciones a los DD.HH.

En conversación con El Mercurio, Vivanco sostuvo “el proyecto de ley sobre negacionismo es incompatible con los estándares internacionales sobre libertad de expresión y probablemente hará muy poco para frenar expresiones ofensivas”.

De acuerdo al abogado, para el derecho internacional de DD.HH., “estas expresiones, por más desagradables que puedan resultar, deben enfrentarse con argumentos, no con el derecho penal”.

Advirtió que, “de lo contrario, Chile corre el grave riesgo de convertir a los sancionados en víctimas y generar mayor interés sobre sus repudiables ideas”.

/psg