Por sexta jornada consecutiva, el dólar encadenó una nueva alza en el cruce local, impulsado por una corrección a la baja del precio del cobre y el temor de los mercados internacionales ante la segunda ola de contagios en Europa.

Así, este viernes la divisa norteamericana terminó sus movimientos en Chile con una subida de $2,50, ubicándose en $787,00 vendedor y $786,70 comprador. Con dicho resultado, la moneda escaló $27 en los últimos seis días de transacciones y $23,6 en la semana.

El valor de hoy se trata del más alto desde el 21 de agosto pasado, cuando la divisa cerró en $793,40.

Sebastián Espinosa, analista de mercados de XTB Latam, comentó que “durante la jornada el dólar experimentó alzas leves, mientras vimos una apertura de caídas en el cobre que sigue manteniéndose por debajo de los U$3 la libra”.

“A pesar de ver una apertura bajista durante la mañana, el mercado ha abandonado el tono negativo y las bolsas en Estados Unidos han pasado a cotizar levemente en verde, lo que también ha llevado al cobre a recortar pérdidas y dejar plana la cotización de hoy”, dijo.

Lo anterior, sostuvo, “ha motivado al dólar a no aumentar las subidas y a quedarse cercano a los $785, con máximos de sesión en los $789. Por otro lado, el dollar index sigue subiendo y alcanza niveles por encima de los 94,700 puntos, acercándose a los 95,000 tras dos meses por debajo de esa zona”.

“Las subidas se dan en medio de rumores que hablan de que el partido demócrata quiere alcanzar un acuerdo de US$2,4 billones, en relación al nuevo paquete de estímulos que se viene discutiendo desde inicios de agosto, mientras que el partido republicano se niega y dice no querer negociar antes de las elecciones”, analizó el experto.

“Ahora el tipo de cambio encuentra piso en los $780 y el techo en los $800. Deberíamos seguir atentos al avance del Covid-19 en Europa y a las negociaciones de nuevos estímulos en Estados Unidos”, adelantó Espinosa.

Además, comentó que se darán a conocer nuevos datos macroeconómicos la próxima semana, “donde destaca una nueva revisión del PIB del segundo trimestre en EEUU, datos que de ser malos, podrían aumentar el sentimiento negativo en el mercado y hacer que el cobre no recupere en el corto plazo los U$3 la libra”.

/psg