Durante la mañana de este viernes, Carabineros de Quillota recibió un aviso por parte de Fono Familia de la institución, quienes atendieron el llamado de un niño de 11 años que estaba oculto en su domicilio.

Según relató el pequeño, en ese momento su padre agredía a su mamá mientras sostenía un cuchillo. «Mi papá está matando a mi mamá», dijo.

A raíz de la denuncia, personal policial acudió rápidamente a la vivienda ubicada en calle Germán Riesco, donde detuvieron al hombre de 33 años.

Detenido

De acuerdo a la información policial, el acusado habría incendiado un sillón al interior de la casa.

Además, el imputado incumplió la medida cautelar de alejamiento total que había dictaminado el Juzgado de Garantía de Quillota, por lo que fue detenido por el femicidio frustrado y por el incumplimiento de la orden de alejamiento.

El sujeto mantiene arresto domiciliario nocturno y pasó a control de detención.

/psg