“El informe insiste en que en Venezuela se violan sistemáticamente los Derechos Humanos y aporta una cifra dramática: señala que solo en lo que va de este año, hay 2.000 personas que han fallecido a manos de los organismos de seguridad”, aseguró este viernes el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand.

Se trató de su reacción al informe entregado por la Alta Comisionada para los DD.HH. de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la situación constatada en el país petrolero. El canciller respaldó el documento de la oficina de la ex Presidenta, quien señaló ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra que le preocupan “los altos números de muertes de jóvenes en barrios marginados como resultado de operativos de seguridad”.

“Es evidente que, en tal contexto, las elecciones que ha convocado el régimen de Maduro para el mes de diciembre no tienen condiciones de legitimidad”, añadió el ministro Allamand en su declaración, en referencia a los comicios previstos para este fin de años mediante los cuales el Presidente venezolano aseguró que buscará “hacer grandes cambios en el país”.

El canciller chileno enfatizó en lo que considera la vía idónea para salir de la crisis en el país. “Por lo mismo, queremos reiterar que la salida pacífica a la situación de Venezuela pasa por elecciones presidenciales libres, transparentes y sujetas a supervigilancia internacional”, concluyó.

/psg