En libertad quedaron los tres detenidos por su presunta participación en el incendio y robo de especies que afectó a la escuela-internado Pedro Etchepare, el pasado 15 de julio en Cañete, región del Biobío.

Según resolvió el Juzgado de Garantía de Cañete durante el control de detención de este sábado, uno de los sujetos quedó sin medidas cautelares, otro quedó con arresto domiciliario total, y el tercero con prohibición de acercarse al lugar de los hechos.

En tanto, el Ministerio Público apeló a la resolución que rechaza la prisión preventiva, mientras que el tribunal fijó un plazo de 3 meses para la investigación.

El Gobierno, por su parte, rechazó la resolución, enfatizando en el daño que estos hechos provocan a las víctimas, que en este caso son niños, y anunció que ejercerá acciones para que se revierta la decisión.

“No compartimos la resolución del Juzgado de Garantía de Cañete que dejó en libertad a tres personas a quienes se les imputaba participación en el incendio de una escuela en la provincia de Arauco”, sostuvo el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

Agregó que “nuestro rol como Gobierno es estar con las víctimas, con quienes estuvimos esta semana, compartimos su dolor y seguiremos trabajando para que quienes son responsables de la violencia sean condenados. Quienes queman escuelas, atentan contra lo más valioso que tenemos que son nuestros niños, son ellos los que no acceden a oportunidades y ven que esta violencia se las está quitando”.

“Por todo esto, ejerceremos todas las acciones, en conjunto con el Ministerio Público, para que está decisión se revierta”, sentenció.

/psg