Por un estrecho margen el consejo general de Renovación Nacional resolvió anoche -con un 52% a favor y 48% en contra- aplazar por un año las elecciones internas, fijadas para el 5 de diciembre, las que se realizarán después de las presidenciales de 2021.

La opción de mantener los comicios fue respaldada por 217 consejeros mientras que la alternativa ganadora contó con 235 respaldos, es decir, una diferencia de solo 18 votos.

Pese a lo reñido del resultado, la decisión fue leída como un espaldarazo a la conducción del actual presidente Rafael Prohens, quien reemplazó a Mario Desbordes cuando el 28 de julio aceptó asumir como ministro de Defensa.

Así, se impuso la postura de la directiva -la que fue respaldada en una carta el sábado por el propio Desbordes y asimismo por el ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg-, saliendo derrotados los que defendían mantener los comicios. Entre ellos, el expresidente de la colectividad, Carlos Larraín, el senador Francisco Chahuán -candidato a liderar el partido- y el canciller Andrés Allamand, quien este sábado apoyó esa opción.

Horas antes de la votación, todos ellos se jugaron sus últimas cartas para convencer a los más de 500 consejeros en un debate que, a ratos, se volvió tenso.

El primero en marcar el tono fue Prohens, quien al abrir la convocatoria aseguró que “no es momento de empezar con caudillismos” ni “pensar en fines personales”, a la vez que llamó a la unidad, apelando a que “acá no hay buenos ni malos, hay un solo partido con visiones diferentes”.

“Cuando un partido se aleja de sus principios pierde el alma, cuando se aleja de su democracia interna pierde su cuerpo y cuando la directiva no representa a la mayoría se expone a la división”, dijo, a su vez, Allamand durante el encuentro. Mientras que Larraín aseguró que modificar el calendario electoral era una “mala idea” y apuntó a la debilitada “unidad” en que ha devenido RN, reiterando que “en este tiempo el partido ha tenido una deriva hacia la izquierda que nos daña”.

Sus palabras fueron respondidas después por Desbordes, quien si bien aseguró que no iba a caer en “contestar descalificaciones”, destacó que “somos el partido mejor evaluado por el electorado de centro y centroderecha (…) y eso no es por habernos ido a la izquierda. Eso es porque hemos sido capaces de enganchar con lo que la gente necesita”.

Reacciones

Tras conocerse los resultados, el timonel del partido, Rafael Prohens, afirmó en un comunicado que “agradezco enormemente la confianza que han depositados los consejeros generales a la mesa directiva. Desde ya reiteramos nuestro compromiso y trabajo de cara a los próximos desafíos electorales”

En la misma línea, recalcó la importancia de trabajar con unidad, respecto y tolerancia. “Debemos ser capaces de desarrollar y profesionalizar nuestro partido. Creemos en el trabajo de nuestros militantes en terreno y nos sentimos orgullosos de la labor que realizan en sus comunidades cada día. De esa manera triunfaremos en las próximas municipales”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen, afirmó que aplazar los comicios “es una decisión que no comparto, pero la respeto. Seguiremos trabajando para representar a la mitad del partido que quiere una renovación de los liderazgos”.

/psg