Tras varias semanas de espera, finalmente este domingo el Presidente, Sebastián Piñera, presentó el plan de subsidios al empleo anunciado por el Mandatario en su Cuenta Pública del pasado 31 de julio, y considerado por el Gobierno como uno de los mecanismos clave para reimpulsar el empleo y la reactivación económica en medio del duro golpe socioeconómico de la pandemia.

La medida, según expuso Piñera, tendrá un costo fiscal aproximado de US$2 mil millones con cargo al fondo covid, y su foco será impulsar el regreso de los trabajadores suspendidos bajo la Ley de Protección del Empleo y estimular las nuevas contrataciones, con incentivos especiales para emplear a jóvenes, mujeres y personas con algún grado de discapacidad.

Respecto al subsidio de regreso, el plan contempla el pago de un $160 mil mensuales por trabajador, y en donde no se haya acordado una suspensión de contrato, sino que una reducción temporal con el trabajador por el cual se postula al beneficio, se recibirá una fracción proporcional por el beneficio.

La empresas elegibles para ello deben haber experimentado una caída en sus ventas o ingresos brutos de al menos el 20% en el cuatrimestre abril-julio de 2020. En cuanto a los trabajadores que podrán postular, estos deben ser mayores de 18 años, estar acogidos a la ley de Potección al Empleo y su renta mensual bruta no puede exceder de $951.500, equivalente a tres ingresos mínimos mensuales.

En cuanto al subsidio por contratación de nuevos trabajadores, el monto del beneficio será equivalente al 50% de la remuneración mensual bruta del nuevo colaborador, con tope de $250 mil mensuales. En tanto, si el trabajador contratado es mujer, mayor de 18 y menos de 24 años, tiene alguna discapacidad debidamente certificada, el monto del subsidio se incrementa al 60% de la remuneración, con un un máximo de $270 mil mensuales.

Los trabajadores a los que se podrá postular al subsidio por contratación, además de ser mayores de edad, su remuneración bruta no podrá exceder de $961.500, y no pueden haber trabajado en una empresa que sea del mismo grupo empresarial que la firma beneficiada con posterioridad al 25 de septiembre de 2020.

Se podrá postular a estos subsidios, según dijo el Presidente, “a partir de mañana y hasta el 31 de marzo del año próximo a través la página www.subsidioalempleo.cl (…). Es un enorme esfuerzo, y la meta es promover la recuperación de 1 millón de empleos, va a beneficiar a un millón des trabajadores chilenos”.

Grandes empresas

Asimismo, el plan contempla términos especiales para las consideradas grandes aquellas que en julio de 2020 tenían una nómina de 200 trabajadores o más. Estas no podrán repartir utilidades por sobre el porcentaje mínimo legal de 30% durante el ejercicio comercial en que recibe bonificaciones. De hacerlo, deberán reintegrar los montos percibidos.

Para acceder al subsidio al regreso, las grandes empresas deben mantener la afectación económica que les permitió acceder al beneficio. Si no la mantiene, se les terminarán las restantes bonificaciones.

Por el lado del subsidio a la contratación, estas firmas, junto con contratar trabajadores adicionales con respecto a su planilla de julio de 2020, las deben mantener, al menos, el 80% de los mismos trabajadores que integraron su planilla en el mes de su primera postulación al subsidio.

/psg