Wall Street acaba la sesión del martes en terreno mixto. El Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subió un 0,01%, con los inversores manteniéndose prudentes de cara a la charla que dará este miércoles el presidente del banco central, Jerome Powell, en la Brookings Institution. Todas las miradas están puestas en los próximos paso que dé de la Reserva Federal (Fed), después de que en sus últimas actas haya abierto la posibilidad a rebajar el ritmo de las subidas de los tipos hasta los 50 puntos básicos, frente a los 75 de los cuatro últimos encuentros.

Al cierre de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, que ha operado casi plano en el día, el Dow Jones sumó 3,07 puntos, hasta 33.852,53, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 0,16 % o 6,31 unidades, hasta 3.957,63. El índice compuesto del mercado Nasdaq, donde cotizan las principales tecnológicas, cedió un 0,59 % o 65,72 enteros, hasta 10.983,78.

Los analistas señalan que es la última intervención de un miembro de la Fed antes de la reunión de política monetaria del 13 y el 14 de diciembre, y podría anticipar información sobre la siguiente subida de los tipos. Asimismo, esta semana y la siguiente se esperan datos sobre la producción y el mercado laboral en EEUU que pueden influir en las deliberaciones de esa reunión.

Aparte de eso, el mercado ha estado pendiente de las protestas por la política de ‘cero covid’ en China y la posibilidad de que las autoridades las relajen debido a su impacto sobre la economía del gigante asiático. Por sectores, el más perjudicado fue el tecnológico (-0,98%) seguido por el de servicios públicos (-0,73 %) y bienes no esenciales (-0,44%), y la mayor ganancia para el inmobiliario (1,71 %) y de energía (1,28%). Apple, cotizada de referencia en el Nasdaq, retrocede más de un 2% y Tesla se deja un 1,14%. Entre los treinta valores del Dow Jones predominó el color verde, encabezado por Dow Inc (2,35%), American Express (2,32%), Boeing (2%) y JPMorgan (1,64%). En el lado negativos se situaron Apple (-2,11%) y Salesforce (-1,29%), entre otras.

En otros mercados, el petróleo de Texas rebota hasta los 78,20 dólares el barril, mientras que el Brent para entrega en enero ha terminado en el mercado de futuros de Londres en 83,03 dólares, un 0,16% menos con respecto al lunes. No está siendo un momento especialmente bueno para el crudo, que pierde casi todo el terreno avanzado en la primera mitad del año, impulsado por la guerra en Ucrania. El oro, por su parte, bajaba al término de la sesión bursátil a 1.747,80 dólares la onza; la rentabilidad del bono estadounidense a diez años subía al 3,752% y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1,0327.

/psg