La Contraloría General de la República (CGR) difundió este martes el segundo reporte que el organismo realiza respecto del gasto público, para enfrentar los efectos de la pandemia, el que hasta julio suma más de $1,7 billones (US$2.176 millones).

De acuerdo al cálculo del organismo fiscalizador, la cifra representa el 0,86% del PIB chileno y $87.614 per cápita, según la estimación de población del INE de este año.

En el detalle del organismo que lidera el contralor Jorge Bermúdez, el Bono covid e Ingreso Familiar de Emergencia concentraron el 38,2% del gasto ejecutado.

A este ítem, le siguen el Plan de garantías de créditos para empresas (Fogape) destinado principalmente a las pymes, el que alcanzó el 24,4% y, en tercer lugar, el refuerzo al presupuesto del Sistema de Salud con un 15,8% del gasto ejecutado.

Respecto del origen de los recursos, un 61,5% proviene de reasignaciones presupuestarias ($1,5 billones) mientras que un 38,5% corresponden a recursos adicionales ($973.853 millones).

Asimismo, el reporte sostiene que si comparamos enero a julio de 2020 con el mismo periodo del año pasado, se registra una menor recaudación de recursos por parte del Estado, por concepto de impuestos y gasto menor en inversiones financieras.

La CGR indicó que este segundo informe fue elaborado por en base a decretos del Ministerio de Hacienda, y otros decretos y resoluciones tomados de razón por la Contraloría General hasta el 31 de julio; la contabilidad y ejecución presupuestaria informada por los servicios públicos a julio; planillas de gasto Covid a julio, informadas por 167 servicios públicos previstos en la ley de presupuestos (73,2% del total de 228) y 322 municipalidades (93,3% del total de 345) a solicitud de la Contraloría recibidas hasta el 15 de agosto, entre otras fuente de información.

/psg