Un primer balance sobre el plan de subsidios al empleo que anunció el domingo el Presidente, Sebastián, Piñera, y el cual comenzó a operar ayer, fue el que hizo esta mañana la ministra del Trabajo, María José Zaldívar.

Durante una actividad en la panadería San Camilo, la Secretaria de Estado expuso que en las primeras 24 horas del estreno de la medida, se han recibido más de mil visitas en la página www.subsidioalempleo.cl, y ya hay 900 empleadores que han inscrito trabajadores para postular al beneficio.

La ministra, además, aprovechó de hacer “un llamado a todos los trabajadores de nuestro país a que visiten la página web a fin de que puedan conocer los subsidios que están a su disposición para que puedan tanto contratar nuevos trabajadores, como también reincorporar a aquellos trabajadores que fueron suspendidos”.

“Desde que fue dada a conocer esta importante política pública, ya hemos tenido más de 1.000 mil visitas en la página, tenemos cerca de 900 empleadores que han ya inscrito a sus trabajadores. Es importante seguir avanzando en esta materia porque es necesario que todos aquellos trabajadores que fueron suspendidos puedan regresar a sus puestos de trabajo, pero también es fundamental fomentar la contratación de nuevos trabajadores”, agregó.

Lo anterior, considerando que alrededor de 1,8 millones de trabajadores en el país han perdido sus puestos de trabajo producto de la pandemia, “y que efectivamente las mujeres fueron las más afectadas”, dijo Zaldívar. “Por eso este subsidio tiene un foco especial puesto en mujeres, jóvenes y personas con una discapacidad certificada”, agregó.

El plan, tal como dijo Zaldívar, tiene dos ejes fundamentales: fomentar a las empresas del país a que realicen nuevas contrataciones y que los trabajadores suspendidos bajo la Ley de Protección al Empleo puedan reintegrarse a sus labores.

Para crear nuevos trabajados, el Estado subsidiará hasta el 50% de las remuneraciones brutas de los nuevos colaboradores, con un tope de hasta $250 mil mensuales por una vigencia de seis meses. En el caso de que estos nuevos trabajadores sean mujeres, jóvenes (mayores de 18 y menores de 24 años) y personas con algún grado de discapacidad, el beneficio será mayor, extendiéndose hasta un 60% de sus remuneraciones, con un máximo de $270 mil.

En cuanto al subsidio para la reintegración, el programa ofrece un beneficio de $160 mil por trabajador reincorporado. Solo podrán postular a aquello las empresas que hayan tenido una merma de, al menos, el 20% de sus ingresos en el cuatrimestre abril-julio de este año, respecto al mismo periodo de 2019.

/psg