Hoy, a las 12.00, la precandidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, anunciará la estrategia de financiamiento para su campaña y dará a conocer la declaración de intereses y patrimonio que hizo ante el Servicio Electoral -como lo exige la ley-, en el marco de su inscripción a la primaria legal del bloque.

En el documento, al que accedió La Tercera, la periodista detalla las propiedades que tiene a su nombre, cuyo avalúo fiscal asciende a un total de $ 119 millones 464 mil.

Sánchez declara tres bienes inmuebles en la Región Metropolitana. Uno de ellos corresponde a su domicilio, ubicado en Ñuñoa, propiedad avaluada en $ 52 millones 180 mil. Asimismo, detalla otros dos inmuebles (en Ñuñoa y Providencia), valorizados en $ 31 millones y $ 35 millones, respectivamente.

Por otro lado, declara no tener vehículos, bienes inmuebles en el extranjero, derechos o acciones en empresas chilenas ni extranjeras, cualquier instrumento que se transe o no en la Bolsa ni contratos de mandato especial de administración de cartera de valores.

Respecto a los pasivos, la precandidata informa dos créditos hipotecarios: uno en el banco BBVA por $ 64 millones 806 mil, y otro en el banco Itaú por $ 2 millones 529 mil.

En el documento también se especifican los bienes de su marido, Pablo Aravena, quien registra un vehículo de marca Hyundai del año 2005 -avaluado en poco más de $ 5 millones- y uno de marca Nissan del año 2012, cuyo avalúo fiscal asciende a $ 5 millones 910 mil.

En cuanto al financiamiento de la campaña, según la nueva Ley de Fortalecimiento y Transparencia de la Democracia los candidatos que participen de las primarias legales pueden recibir recursos en el período de campaña -comprendido entre el día de inscripción de las candidaturas en el Servel y el día de esos comicios previos- por parte de personas naturales y partidos políticos, pero en ningún caso por parte de personas jurídicas.

Esta semana, la periodista afirmó que, hasta ahora, “estamos siendo financiados por Revolución Democrática en esta parte de campaña, que como partido constituido legalmente tiene fondos para parte de su desarrollo político”.

/La Tercera