El Parlamento israelí aprobó hoy una ley que limita las manifestaciones durante la nueva cuarentena decretada en el país por coronavirus, una norma que según sus detractores quiere acallar las protestas contra el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Una asociación civil recurrió casi de inmediato la ley ante el Tribunal Supremo de Israel y pidió que, mientras sopesa su decisión, permita protestas en caravanas de vehículos para evitar contagios, a días de una nueva manifestación frente a la residencia de Netanyahu.

La ley, aprobada por 46 votos a favor y 38 en contra, forma parte de una serie de normas que se van a aprobar en el país, donde se dispararon los casos de coronavrius, para tornar más severas las restricciones impuestas para frenar la pandemia.

Según la ley, el Gobierno podrá declarar un “estado de emergencia especial” por el coronavirus” durante periodos renovables de una semana en los que la gente solo podrá alejarse un kilómetro de su casa para comprar alimentos o medicamentos o ir al médico.

Meir Cohen, del partido de oposición Yesh Atid-Telem, calificó esta medida que limitará las protestas como una “pendiente resbaladiza”.

/gap