Después de llevar a cabo semanas de negociaciones, los partidos de la oposición no lograron llegar a un acuerdo para realizar primarias de alcaldes y gobernadores conjuntas, por lo que el Frente Amplio decidió inscribir su propia lista aparte para competir entre ellos y no con la DC, Convergencia Progresista (PS, PPD, PR) o Unidad para el Cambio (PC, PRO, FRVS).

Tras el cierre de las conversaciones realizadas en la sede del PS, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, lamentó el fracaso, señalando que “los responsables tendrán que dar las explicaciones después, pero claramente no estamos respondiendo a las necesidades de la gente”.

“Hay algunos que han hablado de unidad, de tener primarias abiertas en todas las regiones, pero han llegado pidiendo blindaje. Esa es la realidad, y nosotros estábamos por primarias abiertas, ciudadanas, democráticas en las 16 regiones”, añadió.

Según el timonel, “vamos a persistir al menos, en lo que está a nuestro alcance, en la unidad ciudadana que demanda la gente. Estamos a punto de ir a un plebiscito y esta es una mala señal, pero creo que la ciudadanía va a ir a votar por el Apruebo y la convención constitucional de todas maneras, pese a que los partidos no le están respondiendo”.

En tanto, el presidente del PS, Álvaro Elizalde, criticó que “hubo otros actores que mientras estábamos dialogando y acercando posiciones se fueron en paralelo a inscribir a nuestras espaldas y sin avisarnos un pacto propio de primarias, parciales y excluyentes, consolidando por tanto la división de la oposición”. “Yo quiero decirles que nunca había visto algo como lo que aconteció hoy, cuando asistimos a una de las últimas reuniones con el objeto de acercar posturas, nos enteramos que los representantes del FA que no estaban en la reunión se habían ido a inscribir en paralelo a espaldas del resto de los partidos de la oposición”, lamentó.

Según Elizalde, “eso es una señal que va en contra de lo que se necesita, porque si uno está en un proceso de diálogo tiene el legitimo derecho de decir que no lo representa, pero lo mínimo es que informe cuál es su decisión. Eso no aconteció y eso es una pésima señal y tenemos que trabajar por el diálogo”. Mientras, su par del PR, Carlos Maldonado, indicó que “no se alcanzó acuerdo porque hay partidos en la oposición que no creen en las primarias de verdad, amplias, sin exclusiones, sin blindajes. Lo lamentamos mucho, porque de verdad nuestra intención era que la ciudadanía definiera los nuevos liderazgos comunales y regionales”.

“Acá hay partidos que pidieron blindaje, que los demás partidos se excluyeran en ciertas regiones para ellos ir a primarias. Primero, Unidad para el Cambio llegó con esa tesis, hoy se sumó el FA y pidió que nos excluyéramos en seis regiones para ir a primarias, eso no son primarias, es faltarle el respeto a la gente”, enfatizó. Desde la DC, su secretario general, David Morales, “hemos fracasado en las negociaciones, cada uno tendrá que hacer su mea culpa, desde la DC desde hace más de un año estamos planteando que la única forma de resolver los problemas de la oposición desde el punto de vista electoral es con primarias de cara a la ciudadanía”.

“Habíamos fuerzas políticas disponibles para competir en todo Chile, sin ningún tipo de blindaje y sin letra chica y eso es hablarle de cara a la ciudadanía (…) Esperamos de verdad que esta situación compleja que hoy tenemos nos lleve a reflexionar a todos”, añadió.

/gap