Tras cumplirse casi siete meses desde el cierre de los colegios a nivel nacional, este lunes 5 de octubre abrirán sus puertas los primeros establecimientos educacionales de Santiago. Se trata de los colegios particulares Huelén, Los Andes y Tabancura en la comuna de Vitacura, y Cordillera en Las Condes, todos pertenecientes a la red Seduc.

El retorno a las aulas comenzará de la mano de los cuartos medios en el caso del Colegio Huelén. Así lo comunicaron desde el establecimiento, tras explicar que “las clases presenciales son un elemento esencial para nuestro proyecto educativo, el aprendizaje de nuestras alumnas y la interacción entre ellas. Por esta razón, el Colegio Huelén considera importante retomar esta instancia, siempre teniendo presente los pilares de este regreso que son: seguridad, gradualidad, y voluntariedad”.

En el Colegio Tabancura, y tal como sucederá en el Huelén, los cuartos medios también volverán a las clases presenciales, aunque a ellos se sumarán los alumnos de tercero medio.

De igual manera, en el Colegio Los Andes de Vitacura se favorecerá el regreso a la presencialidad de las alumnas de tercero y cuarto medio, en el marco de la fase 3 en la que hoy se encuentra la comuna.

Mientras que en el Colegio Cordillera de Las Condes se comenzarán a llevar a cabo algunas actividades presenciales también orientadas a los estudiantes de tercero y cuarto medio. Hay que recordar que estos últimos deberán rendir la nueva Prueba de Transición el próximo 4 y 5 de enero y, por lo mismo, este grupo de alumnos resultan prioritarios en la medida en que se puedan ir retomando las clases presenciales.

Protocolos y medidas frente al retorno voluntario

De acuerdo al protocolo establecido por el Ministerio de Educación, y que define que el regreso a la presencialidad se debe sustentar en tres pilares -gradualidad, voluntariedad y flexibilidad y seguridad-, los colegios que abran sus puertas en fase 3 del Plan Paso a Paso deberán implementar una serie de medidas para prevenir los contagios de COVID-19.

Dentro de estas se encuentra asegurar un máximo de 25 estudiantes por sala de clases y un aforo de 50 en canchas deportivas y patios. Además, los profesores deberán supervisar el uso de mascarillas por parte de los estudiantes y velar que respeten el distanciamiento físico recomendado.

Aparte de proveer elementos de protección personal e higiene, se realizarán controles de temperatura con cámara termográfica, habrá pediluvios destinados a la limpieza de los zapatos, se procurará ventilar constantemente las salas de clases y se les exigirá a los apoderados que asistan al establecimiento efectuar una declaración previa de salud.

En esta fase, y tal como lo han asimilado los colegios de Santiago que reabrirán a partir de la próxima semana, se deberá privilegiar el retorno de aquellos alumnos que cursen tercero y cuarto medio, y poco a poco ir viendo la posibilidad de que estudiantes de otros niveles se puedan ir sumando a la presencialidad.

Posteriormente, y en caso de que estas comunas u otras avancen a fase 4, se podrán ir adoptando otras medidas. Por ejemplo, ampliar el número de alumnos presentes en patios o en canchas, pasando de 50 a 100; y eventualmente todos los cursos podrían volver a tener clases presenciales, aunque sea durante media jornada.

Los otros colegios “a la espera”

A estos cinco establecimientos de Santiago que volverán a clases durante la próxima semana varios más esperan sumarse, siendo algunos de ellos los colegios Mariano de Schoenstatt (Providencia), Manquecura (Ñuñoa), Suizo (Nuñoa), San Rafael (Lo Barnechea), Saint George’s (Vitacura) y Pumahue (Peñalolén).

Todos ellos se encuentran esperando que se apruebe su reapertura, ya que cuando se trata de colegios en comunas en fase 3, sus respectivos sostenedores deben solicitar la reapertura al Ministerio de Educación, el cual evaluará la pertinencia de dicha petición, pudiendo aceptar o rechazarla.

Por otro lado, en toda la Región Metropolitana, a la fecha, cerca de 53 colegios han pedido al Mineduc poder retomar de forma gradual y voluntaria las clases presenciales.

/psg