Este jueves, la sala del Senado ratificó la nominación de la ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, Adelita Ravanales, para llegar hasta la Corte Suprema, en el cupo que dejó el exministro Hugo Dolmestch. La postulación fue validada con 41 votos a favor, ningún voto en contra y ninguna abstención.

La magistrada se presentó ante la comisión de Constitución de la Cámara Alta el pasado lunes, instancia que ya había ratificado, también de forma unánime, su nombre de cara a la votación de hoy.

La tramitación de Ravanales fue expedita, a diferencia de otras nominaciones anteriores. A comienzos de agosto, la propia Cámara Alta rechazó, por un voto, la nominación del juez Raúl Mera para arribar a la Suprema. Esto se produjo principalmente por la negativa de los parlamentarios de oposición a aprobar dicha nominación debido a algunos reparos mostrados contra fallos de derechos humanos en los que Mera fue parte.

Ravanales y una mayor presencia de mujeres

Durante su exposición ante la comisión de Constitución, la propia magistrada entregó detalles sobre su currículum y algunos lineamientos principales con los que pretendía arribar al máximo tribunal.

Recalcó su paso por los distintos escalafones del Poder Judicial, entre los que recalcó el año 1990, el cual marcó su ingreso a la institución como secretaria del Juzgado de Letras de San José de la Mariquina.

Posteriormente fue relatora de la Corte de Apelaciones de Valdivia y jueza titular del 19° Juzgado Civil de Santiago. Desde junio de 2007 se desempeña como ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago, lugar donde fue designada por la entonces Presidenta Michelle Bachelet. También fue destacada su trayectoria docente en la Academia Judicial y en la Escuela de Carabineros de Chile.

“Quisiera agradecer la nominación que recibo humildemente como un honor y como un desafío”, destacó el pasado lunes ante la comisión de Constitución del Senado.

El rol de las mujeres ocupó una parte importante de su participación en la instancia. Durante su presentación, recalcó que, si bien actualmente el Poder Judicial tiene una mayor participación de mujeres que de hombres en su composición, los escalafones más altos todavía no presentan una gran participación de mujeres. “Cuento con los requisitos para ser designada como la octava mujer en la actual composición de la Corte Suprema”, recalcó la ministra en la instancia.

/psg