El día después del fracaso en la negociación para alcanzar un acuerdo amplio para ir a primarias de gobernadores y alcaldes, en la oposición siguen rasgando vestiduras.

Mientras en la derecha alcanzaron un acuerdo para ir en un único pacto, con primarias en 6 regiones para gobernadores y 37 comunas para alcaldes, la oposición fue incapaz de alcanzar un acuerdo e inscribió dos pactos por separado: por un lado, el Frente Amplio, y por otro el bloque Convergencia Progresista, más la DC, en un revival de la Concertación que también incluye al Pro y Ciudadanos, bajo el nombre “Unidad Constituyente”, que competirá solo a nivel de gobernadores.

Esta jornada, en el bando opositor siguieron las recriminaciones cruzadas, mientras hasta en el Gobierno comentaron esta desunión de la centroizquierda y la izquierda. “Pese a que le conviene más a Chile Vamos, yo hubiese preferido, en términos de una buena calidad de la política, que la oposición llegara a un acuerdo”, dijo esta mañana el ministro vocero Jaime Bellolio en Radio Duna.

Recriminaciones cruzadas

En la oposición ha sido una jornada para llorar sobre la leche derramada. Desde Convergencia Progresista insisten en apuntar los dardos hacia el Frente Amplio, reclamando que desde este sector pidieron blindajes en ciertas regiones. Pero, en otra arista de la polémica, en la DC se responsabilizó al PC. “El acuerdo que me exigían es que yo bajara a tres candidatos para blindar a los candidatos comunistas. Yo dije que en esas condiciones no firmaba el acuerdo”, confidenció Fuad Chahin en Radio Pauta.

Además, desde la ex Concertación no ceden en la versión de que el Frente Amplio fue “a escondidas” al Servicio Electoral a inscribir sus primarias, mientras aún se negociaba en la sede del PS en plena negociación. “Eso yo no lo había visto nunca”, fustigó el timonel socialista Álvaro Elizalde (foto), una versión que fue secundada por Chahin: “Mientras estaban supuestamente conversando para buscar una alternativa de primarias amplias, ellos estaban inscribiendo sus primarias propias en el Servel, así es imposible conversar”, dijo el timonel DC.

De acuerdo al relato de Elizalde, “estábamos en nuestra sede y había bilaterales, hasta que en un momento, poco pasado las 4 (de la tarde), señalamos que concurran todos los presidentes y secretarios generales para ver si podemos seguir arrimando un acuerdo y acercando posturas, y en ese momento llegan todos los partidos, pero nos llamó la atención que ningún presidente ni secretarios generales del FA. Preguntamos y (nos dijeron) que están en el Servel (…) y eso no lo había visto nunca”, dijo a Radio Cooperativa.

En respuesta, Catalina Pérez, presidenta de Revolución Democrática, indicó que “decir que fuimos escondidos al Servel es faltar a la verdad”. Y respecto al actual momento de la oposición sostuvo que “lo peor que podemos hacer es empezar a apuntar con el dedo”.

En cuanto a las razones de la falta de un acuerdo, la diputada remarcó que “Chile nos exige unidad con contenido y tenemos que seguir empujando hacia allá” y que desde el Frente Amplio “hicimos mucha presión para que mínimos programáticos, éticos, fueran considerados”, lo que no fue posible.

Preocupación constituyente

“La división siempre da lugar al adversario”, añadió la presidenta RD, en un panorama que pinta gris para la oposición de cara al proceso constituyente.

Así lo admitió el timonel PS, al señalar que “quienes creen que división es virtuosa, son funcionales a sectores que se oponen a cambios que Chile demanda”.

Elizalde advirtió que si no se logra unidad en toda la oposición, podría provocar que en la eventual elección de convencionales en abril próximo se deje en bandeja la posibilidad de una “sobrerrepresentación” de los sectores de están por el Rechazo. De hecho, recordó que en la última elección parlamentaria, ante una oposición dividida, con el 37% de votos, la derecha eligió 47% de la Cámara y ahora el panorama podría repetirse en el órgano que marcará la pauta del debate constitucional.

/gap