Enel Green Power Chile (EGP), filial de Enel Chile, anunció que junto a AME y posibles socios como Enap, Siemens Energy y Porsche, desarrollarán la instalación de una planta piloto para la producción de hidrógeno verde a través de un electrolizador alimentado por energía eólica, en Cabo Negro, en la Región de Magallanes.

Según comunicó la compañía eléctrica, el proyecto está sujeto a la aprobación de las autoridades locales y a la finalización de la estructura de financiamiento.

De acuerdo a la información de la firma de capitales italianos, se espera que la instalación entre en servicio en 2022, lo que la convierte en la primera planta de este tipo en producir hidrógeno verde en Chile, así como una de las más grandes de América Latina.

El anuncio fue realizado en una conferencia virtual, durante un evento en el que participó el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.

James Lee Stancampiano, gerente general de EGP Chile, dijo:“Para Enel, Chile siempre ha sido un laboratorio de innovación. Entre los proyectos que hemos desarrollado en este país están Diego de Almagro, la primera planta solar a gran escala del país, los primeros paneles fotovoltaicos bifaciales en La Silla, la puesta en servicio de Cerro Pabellón, la primera planta geotérmica de Sudamérica, el laboratorio de energía undimotriz en Las Cruces, y el sistema híbrido off-grid en Ollagüe. Ahora, también ha llegado el momento de desarrollar el potencial del hidrógeno verde”.

Un proyecto en la Patagonia En un país con excelentes recursos naturales, la Patagonia se destaca por tener algunas de las mejores condiciones de viento en tierra del mundo debido a su proximidad con la Antártida, como lo demuestra un estudio de recurso eólico realizado por EGP Chile en los dos últimos años. Estas características únicas le permiten a la Patagonia contar con generación constante de energía eólica, lo cual es clave para que la región se posicione como un centro de desarrollo de hidrógeno verde.

Específicamente, la Región de Magallanes busca diversificar su matriz energética marcada históricamente por petróleo y gas, aprovechando la infraestructura existente para acelerar la descarbonización a través del hidrógeno verde generado por el viento.

Hidrógeno verde en Chile

Chile se perfila como uno de los países con mayor potencial para la producción y exportación de hidrógeno verde del mundo. Según el Ministerio de Energía, hasta el 20% de la reducción acumulada de CO2 del país para 2050 será posible gracias al hidrógeno verde rentable.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que el país es capaz de producir 160 millones de toneladas de hidrógeno verde al año2, duplicando la demanda actual de hidrógeno y, según las proyecciones de Bloomberg el precio del hidrógeno verde será competitivo con el diésel en aproximadamente menos de 10 años.

/psg