“El orden público lo hemos definido como una prioridad”, dijo esta mañana el ministro del Interior y Seguridad Pública, Víctor Pérez, tras fiscalizar las medidas sanitarias implementadas en el Estadio San Carlos de Apoquindo para el clásico universitario que se jugará este domingo. Sin embargo, él no se refería a este evento.

Con ello abordó las preguntas acerca del plan del Gobierno de cara al primer aniversario del estallido social del 18 de octubre.

“El orden público lo hemos definido como una prioridad y quien se manifiesta pacíficamente no tiene ninguna dificultad, las manifestaciones pacíficas en una democracia están absolutamente permitidas, es la violencia la destrucción la que a nosotros nos preocupa”, manifestó.

Para evitar ello, afirmó, “estamos tomando todas las medidas como siempre se han tomado para que el orden público, fundamental en democracia, se mantenga”.

El ministro de Interior afirmó que “la vida cotidiana de las personas, la movilidad y el tránsito de ellas no tiene por qué ser afectado porque alguien se manifiesta, como ocurrió el 11 de septiembre o en otras fechas. Nuestra preocupación es que la vida de los ciudadanos no sea afectada”.

Ayer, el secretario de Estado expuso ante la Comisión de Derechos Humanos del Senado, donde presentó cifras de eventos graves, civiles lesionados por agentes del Estado, personas con daños oculares, carabineros lesionados y cuarteles policiales atacados.

Fiscalización

Pérez, junto al intendente Felipe Guevara, la seremi de Salud RM, Paula Labra, y el jefe de Zona Santiago Oeste de Carabineros, general Enrique Monrás, verificaron las medidas sanitarias.

“La seguridad será la misma que se implementa para cuando se juega con público, dentro del estadio habrá 40 guardias privados, 24 cámaras de vigilancia, y el contingente policial adecuado para este tipo de partido. Además solo 289 personas están autorizadas para ingresar al recinto, con PCR negativo 72 horas antes del encuentro deportivo”, dijo Guevara.

Respecto a las zonas delimitadas en el estadio, explicó que “se dividieron en tres zonas. La primera corresponde a la cancha y camarines, la segunda a la caseta para los medios de comunicación, y dirigentes de ambos equipo, mientras que la última está ubicada en los accesos al recinto, y estacionamientos”.

Por su parte, la seremi de Salud RM afirmó que “el partido que se jugará este domingo no corre ningún riesgo sanitario, porque se han establecido las medidas dispuestas, hay distintos camarines para respetar el aforo y mantener la distancia entre jugadores”.

/psg